La empresa Calor Verde Europa ha construido un sistema de calefacción que, afirman, contribuye a mejorar la calidad del aire, gracias a tecnología de sus placas. La superficie incorpora una tecnología a la que llaman Nano Plata e Ión Negativo.

Se trata de una técnica que destruye los gérmenes, por lo que purifica el ambiente, mientras que calienta el aire.

Este calor infrarrojo que proporcionan las placas Calor Verde tiene “propiedades terapéuticas” y es la mejor manera de calentar el cuerpo, ya que relaja y alivia los músculos, acelera el metabolismo, optimiza la circulación sanguínea, no reseca las vías respiratorias y tonifica el sistema cardiovascular. Además reduce el estrés mediante la disminución de la Serotina, la denominada “hormona del estrés”.

Consumir 50% menos de eenergía

Las placas Calor Verde “no generan polvo, ni ruido, ni vibraciones”, mientras que mantienen el grado de humedad del aire entre cerca del 50%, una medida que, afirman, previene “que se resequen las vías resppiratoria”.

Otro de las apuestas, es ahorro energético. Los fabricantes afirman que reduce el consumo eléctrico ente el 30 y el 50%, respecto a los sistemas de calefacción tradicionales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de