El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha explicado el pasado martes ante la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados las 31 medidas que el Gobierno pondrá en marcha, de manera urgente, para intensificar el ahorro y la eficiencia energética de nuestro país. Estas medidas de refuerzo, que engloban 4 ámbitos de actuación distintos y que complementan a otras ya en marcha, están motivadas por el nuevo escenario que se deriva de la escalada del precio del petróleo de los últimos tiempos.

Según ha señalado el Ministro, “en términos reales, nunca en la historia el petróleo ha costado tanto como cuesta hoy”. “Un Gobierno responsable no puede tener la misma estrategia de ahorro energético hoy que hace un año”, ha explicado Miguel Sebastián.

Este escenario es común a todos los países importadores, por lo que en principio, no tendría que afectar a la competitividad de la economía española. Sin embargo, hay circunstancias en el escenario energético español que hacen más preocupante las recientes tendencias en los precios de la energía. Según ha afirmado el Ministro: “el elevado peso de los combustibles fósiles en nuestro balance energético, junto con nuestra elevada dependencia energética y nuestro excesivo consumo de energía, hacen a nuestro país más vulnerable ante el nuevo escenario de precios energéticos”. Según datos oficiales, sólo teniendo en cuenta el aumento del precio del petróleo en el último año, “hoy nuestro país es 17.000 millones de euros más pobre que hace un año”.

Doble Reacción del Gobierno

El Ministro de Industria explicó en su intervención que la acción del Gobierno pasa por “una doble línea de actuación”. A medio y largo plazo, ya que es un proceso que requiere tiempo y el importante margen de evolución de la tecnología, España seguirá impulsando las energías renovables. De este modo se reducirá el peso de los combustibles fósiles en nuestro consumo, con el positivo impacto sobre las emisiones de Co2 y, al ser fuentes energéticas autóctonas, sobre la dependencia energética externa.

Pero a corto plazo, España dará un nuevo impulso al ahorro y la eficiencia energética. Tal y como ha explicado Miguel Sebastián, los beneficios del ahorro energético no se limitan a la reducción de la dependencia externa, sino que se extienden al ámbito de la sostenibilidad al reducirse las emisiones de Co2. Según ha afirmado el Ministro, “cada vez que levantamos el pie del acelerador mejora la renta nacional. Cada vez que cambiamos una bombilla incandescente por una de bajo consumo mejora le PIB español. Cada vez que cogemos el metro en vez del coche o que elevamos un grado la temperatura del aire acondicionado, también hacemos algo por nuestro país”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de