Además, la hotelera se ha propuesto que su consumo de agua y luz descienda un 20% hasta 2020 y que se optimice la eficiencia energética y automatización de sus hoteles.

Gracias a su posición líder y presencia en más de 160 países, Siemens se ha convertido en el partner perfecto para Marriott, que se enfrenta al reto de ser más eficiente y que ello revierta en una mayor satisfacción para sus clientes. La cadena se dio cuenta de que necesitaba ser más sostenible, disminuir sus emisiones contaminantes y controlar sus gastos energéticos, pero para ello tenía que cambiar sus políticas medioambientales y adaptar sus hoteles a los nuevos requerimientos, ámbito en el que la experiencia de Siemens ha jugado un papel determinante.

Este programa de modernización ha dado su pistoletazo de salida en Europa, donde el grupo hotelero cuenta con 290 establecimientos. En concreto, el primer hotel en el que se han implantado estas reformas ha sido el Paris Charles de Gaulle   Airport, construido en 2002, y que ya ha reducido sus emisiones de CO2 en un 15% y el consumo de gas y electricidad en un 6 y un 17%, respectivamente.

La renovación del sistema de ventilación, su control en base a sensores de CO2, la visualización en tiempo real del consumo energético y la monitorización en remoto de los resultados conseguidos son algunas de las innovaciones que Siemens ha introducido y que han permitido estas reducciones en el hotel.

La siguiente fase del programa ya está en marcha y se espera que estas medidas se apliquen en otros 20 establecimientos europeos del grupo y se obtengan unos ahorros de un 10-15%. En un futuro, el plan se podría extender al resto de hoteles Marriott del mundo.

Sobre el programa de Eficiencia Energética de SiemensSiemens ha implantado este programa en 20 de sus edificios con lo que ha conseguido ahorrar 5,5 millones de euros en costes energéticos y reducir sus emisiones de CO2 en 18.000 toneladas.

En un primer momento, los expertos en energía de Siemens hacen un análisis detallado in situ para determinar el consumo de energía y el impacto medioambiental de los edificios que hay que optimizar. En base a esto, se diseña un paquete de mejoras integrales y personalizadas y una vez que se han implementado, Siemens continúa monitorizando el edificio con el fin de perfeccionar los sistemas y conseguir la máxima eficiencia energética.

Con este programa, Siemens permite a sus clientes ser más sostenibles energéticamente, tener menores costes de operación y alcanzar un rápido retorno de la inversión.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de