Esta certificación es el resultado de un largo trabajo que ha perseguido los beneficios que aporta el cumplimiento de estos estándares de sostenibilidad, no sólo para los que trabajan en él, sino también para todos los clientes que acudan a la oficina de Reale. En el caso de Reus se tuvieron en cuenta medidas para facilitar el bienestar de los propios trabajadores de la sucursal, y se implementaron herramientas con el fin de lograr un ahorro en el consumo de agua y energía, logrando un ambiente más ecológico y saludable.

Entre algunas de las iniciativas que se han tenido en cuenta destaca que el equipamiento tiene la calificación de eficiencia energética mediante el sello Energy Star; que se han instalado sistemas de control para la reducción de energía mediante sensores; que la pintura utilizada sea baja en COV (compuestos orgánicos volátiles); o incluso que el 90% de los espacios tengan una línea directa de visión hacia las ventanas y el exterior.

Dentro de la política medioambiental y responsable de Reale este proceso de certificación será implantado paulatinamente en todas las nuevas oficinas de la compañía. Reale ha contado con la ayuda de la consultoría de Ubicca especialistas en reformas integrales, que ha sido la encargada de diseñar, asesorar, planificar y controlar todo el proceso de certificación.

El U.S. Green Building Council es una asociación sin ánimo de lucro de miembros cuya objetivo es conseguir que una generación construya sosteniblemente. Para ello fomentan el desarrollo de edificaciones basadas en criterios sostenibles y de alta eficiencia y cuentan con un sistema de Certificaciones LEED®, que es un sistema de clasificación orientado hacia las características que adjudica puntos por satisfacer criterios específicos de construcción sostenible.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de