En su intervención aclaró algunos puntos de las políticas que desarrollará durante los 4 años que dure su mandato.

Energía

El presidente del Gobierno declaró que "una política energética debe buscar un equilibrio adecuado entre sus objetivos: competitividad, seguridad del suministro y efectos medioambientales". Rajoy remarcó que "en los últimos tiempos no se ha prestado atención alguna al hecho de que la energía es un sector que determina parte de los costes de los demás sectores económicos".

Desde el Gobierno se considera la energía un factor clave en la competitividad de las empresas españolas. Por este motivo, "hemos de ser muy conscientes de que España tiene un problema energético importante, especialmente en el eléctrico, con un déficit anual que supera los 3.000 millones de euros y una deuda tarifaria acumulada de más de 22.000 millones", apuntó el Presidente durante su discurso.

Las tarifas eléctricas para consumidores domésticos son las terceras más caras de Europa, y las quintas más elevadas para consumidores industriales. La solución a este problema, uno de los más complejos que hereda el próximo Gobierno, no puede ser simplista. El equipo de Rajoy apuesta por "aplicar una política basada en frenar y reducir los costes medios del sistema, en la que se tomen las decisiones sin demagogia, utilizando todas las tecnologías disponibles, sin excepciones, y se regule teniendo como objetivo primordial la competitividad de nuestra economía", en palabras de su líder.

Agricultura, ganaderia y medio ambiente

Sobre la situación de la agricultura en España, el nuevo Gobierno creará un Ministerio de Agricultura, con el fin de poner en valor el papel del este sector. También se comprometen a fomentar la internacionalización en el ámbito agroalimentario, lo que harán mediante la promoción de su industria y el apoyo a la implantación de la gastronomía en el ámbito europeo e internacional.

Por lo que se refiere a la pesca, se actualizará la normativa para adaptarla a la nueva política pesquera común y a sus criterios de gestión y ordenación, de forma que resuelva de manera eficaz, rigurosa y permanente la regularización de la flota.

Respecto al medio ambiente,  Rajoy reconoce que "España es uno de los países europeos con mayor patrimonio medioambiental. El cuidado y mejora del mismo no solo es imprescindible para la mejora de nuestro bienestar, sino que es básico para mantener y aumentar el innegable atractivo de nuestro país".

Por eso, continúa el presidente, "no podemos desconocer que enfrentamos problemas importantes en este ámbito. Un ejemplo son los incendios forestales o las variaciones hidrológicas. La política medioambiental es mucho más que la defensa de una posición en las cumbres sobre cambio climático".

Para finalizar, Mariano Rajoy reconoce el fracaso de la cumbre de Durban y apuesta por una política medioambiental que debe, sobre todo, preservar la diversidad de España, una de las más amplias de Europa, dar un tratamiento adecuado a los residuos y a la calidad del aire y las aguas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de