Como medida preventiva, y antes de que se alcance el valor de consigna que conlleva una parada automática del reactor, el titular ha decidido parar ordenadamente la planta, para lo cual ha ido reduciendo carga hasta desacoplarse de la red.

Los sistemas de seguridad han actuado correctamente y la planta se encuentra parada. Según el comunicado del CSN, este suceso no ha supuesto riesgo para las personas ni para el medio ambiente y se clasifica de forma preliminar como nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).

Según el informe presentado el 11 de octubre, sobre el funcionamiento de esta central, durante primer semestre esta Unidad notificó al CSN, el pasado18 de enero, el arranque de un generador diesel por actuación de los relés de inyección de seguridad. No se produjo acoplamiento del generador diesel ni la entrada de agua en el sistema de refrigeración del reactor. Y el pasado 2 de junio hubo otra parada automática de reactor por parada automática de turbina, por
actuación de un relé del alternador durante trabajos de mantenimiento.

Almaraz II

La Central consta de dos reactores nucleares, cada uno de ellos dotado con un circuito de refrigeración formado por tres lazos.  A su vez, cada lazo incorpora una bomba de refrigeración y un generador de vapor.

Ambos circuitos de refrigeración están contenidos en los respectivos recintos de contención en cada edificio del Reactor. El vapor procedente de los generadores es conducido al edificio de turbinas que aloja ambos turbogrupos en una misma sala, pero de forma independiente. La toma de refrigeración es común para ambas instalaciones a partir del foco frío que constituye el embalse de Arrocampo, construido para tal fin.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de