Hablamos por ejemplo del caso de Raycap, compañía que desarrolla su actividad en el sector de la producción de protectores contra sobretensión, distribuida en España por DISMATEL, y que ofrece soluciones de protección avanzadas diseñadas para plantas de energías renovables.

Sistemas fotovoltaicos

La localización remota y la distribución de los huertos solares ponen en riesgo los sistemas fotovoltaicos especialmente ante las tormentas eléctricas. El impacto directo o indirecto de los rayos pueden causar, entre otros daños, días o semanas de interrupción de suministro eléctrico, con la consecuente pérdida económica. Una de las soluciones a los efectos destructivos de los rayos la ofrecen los dispositivos de protección en el inversor y en otras zonas de la instalación fotovoltaica.

Las líneas Strikesorb, PV ProTec y RayDat que comercializa Raycap se basan en tecnologías innovadoras que eliminan los fallos observados en paneles solares. Además, la solución de monitorización ProSMS 8 puede detectar inmediatamente corriente inversa y así minimizar la pérdida de energía. El modelo ProSMS 8 también contribuye a incrementar la vida útil de sistemas fotovoltaicos, al poder gestionar e identificar contactos potencialmente malos o arcos antes de ser problemáticos, según explica la citada empresa.

Aerogeneradores

En el caso de los aerogeneradores, los rayos causan grandes subidas de tensión que pueden viajar por estructuras vitales y por las líneas de alimentación conectadas en el interior de las turbinas eólicas. Estas líneas conducen a equipos costosos empleados en procesos de control. Según datos facilitados por Raycap, el único método adecuado de eliminar las pérdidas de energía es proteger los equipos conectados contra las sobretensiones. La instalación de dispositivos de protección (SPD) a lo largo de las líneas eléctricas y en puntos de unión “críticos” aporta la solución a este problema. Estos SPD paran el flujo de alimentación si se supera un límite de seguridad y salvaguardan componentes downstream.

Instalaciones hidroeléctricas

Los variadores de frecuencia (VFD) en plantas de energía hidroeléctrica controlan sistemas críticos como irrigación, niveles de agua y gestión de compuertas. En muchos casos, los VFD ya disponen de dispositivos SPD instalados por el propio fabricante para hacer frente a los picos generados por cargas de motor de conmutación.

Sin embargo, estos SPD integrados pueden resultar inadecuados en la protección de controladores sensibles a sobretensiones o picos tras el impacto de un rayo. Para mejorar la seguridad, Raycap recomienda la instalación de una protección adicional antes de la puesta en funcionamiento. Por ejemplo, los sistemas Rayvoss con tecnología Strikesorb han sido diseñados para proteger equipos eléctricos sofisticados (tras montarse en el interior o junto al VFD) y gestionar múltiples eventos de sobretensión sin necesidad de mantenimiento.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de