Repasamos los cinco problemas estructurales que pueden reducir la eficacia de los paneles solares.

Que un panel solar resulte rentable depende no solo de su correcta instalación y utilización (en este enlace tienes todo lo que debes saber sobre la instalación de paneles solares), también de la rápida resolución de los problemas que pueden surgir.

Los fallos estructurales en los paneles solares son los más comunes. Suelen ser consecuencia de imperfecciones que se registran bien durante el proceso de fabricación, o bien tras un largo tiempo de exposición.

Identificar el punto exacto en que se está produciendo el fallo es la clave ya que, por lo general, los paneles solares no funcionan de manera independiente sino en grupo, de manera que un defecto en uno de ellos puede afectar a toda la instalación.

Un problema estructural en uno de los paneles solares de nuestra instalación pueden producir una merma de la producción de energía de hasta el 20%.

Problemas estructurales en paneles solares

A continuación repasamos los fallos estructurales que, con mayor frecuencia, pueden afectar a una instalación solar:

  • Puntos calientes: Puntos de los paneles solares que se sobrecalientan de manera imprevista por sobrecarga. Las causas más frecuentes son una mala soldadura durante la fabricación.
  • Microgrietas: Aparecen en la cubierta cristalina que recubre los paneles. Se pueden producir durante la fabricación, pero también durante el traslado o la instalación. Surgen como grietas casi invisibles y aunque en este momento apenas a la producción de energía, el problema es que pueden ir creciendo en tamaño (por estar expuesta a la intemperie y a cambios de temperatura) y que una microgrieta puede dar desconectar alguna célula contigua restando eficacia a la instalación.
  • Decoloración: Aunque pueda parecer un simple fallo estético, lo cierto es que la aparición de zonas que van perdiendo el color puede suponer una merma en la capacidad de producción de energía.
  • Diferencia de voltaje: Cuando se registra una diferencia de voltaje entre el panel y la toma de tierra que este utiliza por seguridad, se puede producir un descenso del rendimiento de la instalación de hasta el 10%.
  • Corrosión interna: Este se produce cuando la humedad interior penetra en los paneles y provoca oxidación. La causa siempre es un fallo de fabricación, ya que los paneles deben ser estancos. El primer síntoma de corrosión interna es la aparición de manchas oscuras.

Fuente: Noelia López Redondo / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/problemas-estructurales-paneles-solares-68871/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de