AMBILAMP, la asociación para el reciclaje de lámparas,  ha procurado desde sus inicios que todas las empresas productoras de lámparas en España, y sujetas por tanto a la normativa RAEE,  cumplan con sus obligaciones legales y con este fin puso en marcha hace aproximadamente dos años su “Plan de lucha contra las empresas incumplidoras de la Normativa RAEE”, coloquialmente conocidas como empresas piratas.
 
Gracias a la labor de denuncia que realizó AMBILAMP, durante el 2008, frente a la administración catalana, la Generalitat  ha cursado las primeras tres sanciones a empresas productoras denunciadas por no cumplir la normativa con multas que oscilan entre los 6.000 y 30.000 euros en función de la gravedad del incumplimiento que se da en dos formas básicas: empresas que no están adheridas a ningún sistema integrado de gestión de lámparas autorizado, o la más grave, empresas que sin estar adheridas a ningún sistema integrado de gestión aún así cobran el coste de gestión y se embolsan dicho coste.

Además de las multas, las empresas sancionadas están obligadas a su adhesión inmediata a un sistema integrado de gestión de lámparas y al pago de todo el coste de gestión retroactivo por las lámparas puestas en el mercado desde la entrada en vigor de la normativa RAEE en 2005.

No obstante, la lucha contra las empresas piratas no acaba con las sanciones impuestas. A esto se suman los procesos abiertos contra dos empresas con sede social en Madrid y Barcelona respectivamente. Además, está previsto que la Agencia de Residuos de Catalunya publique en breve una nota de prensa a los medios en la que se informará sobre las sanciones impuestas y que sirva de este modo de advertencia a aquellas empresas que continúan operando en condiciones de ilegalidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de