Hoy, con el nombramiento de Miguel Galuccio en el Boletín Oficial como gerente general se inicia lo que el gobierno argentino ha denominado la etapa de profesionalización de YPF, que "saldrá adelante y ayudará al país en su desarrollo energético", según  Galuccio prometió. Pero no todo son buenas noticias tras la nacionalización, Argentina se ha visto olbligada a pagar más caro el Gas Natural Licuado.

De Vido reconoció que las compras de GNL que se acordaron a principios de año, con Repsol, "se pagarían a un promedio de 13 dólares el millón de BTU mientras que Brasil y Chile cerraron compras por 17 dólares". Tras la nacionalización de la petrolera,  la empresa estatal ENRASA ha tenido que pagar a éste último precio eñ gas licuado, debido a  la cancelación por parte de Repsol del envío de 6 buques de GNL.

De Vido ha sido muy crítico con las informaciones aparecidas en el periódico, y ha apelado al interés nacional: “En lugar de de decir con todas las letras que Repsol incumplió con la provisión de los buques acordados para perjudicar a la Argentina, haciendo que deba pagar más de lo previsto, Clarín justifica esa actitud deliberada, atribuyéndola a la expropiación, por lo que puede concluirse que hubieran preferido que YPF siguiera en manos de Repsol, a pesar del vaciamiento al que fue sometida la petrolera que con amplio consenso recuperamos, cuya estrepitosa caída de la producción nos obligó a importar cantidades crecientes de combustibles que YPF podía producir en el país”.

Por otra parte, De Vido también desmintió que ENARSA pague sobrecostos por el transporte de combustible, como publica el diario Clarín: “parece que no sólo están a favor de que siga Repsol en YPF sino que también prefieren que todo el transporte marítimo sea realizado por extranjeros. Evidentemente con Clarín tenemos una valoración diferente sobre la defensa de los intereses nacionales”.

El ministro explicó que “en los casos en que no existen remolques o prácticos locales adecuados, se da un permiso especial a cambio de un aporte para fomentar la capacitación y la mano de obra argentina, permitiendo que en el futuro trabajadores nacionales puedan realizar esas tareas, desarrollando mano de obra local y sustituyendo importaciones de servicios”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de