Investigadores del Ciemat y la UPM estudian las posibilidades de generación eléctrica en ese municipio madrileño. Los resultados se presentan en el Ayuntamiento de la localidad. 

La Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha colaborado con el CIEMAT en la realización del “Estudio del Potencial Fotovoltaico en Miraflores de la Sierra mediante tecnologías de la información geográfica”.

Sus resultados se han presentado el pasado día 22 de enero, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Miraflores de la Sierra, con asistencia del alcalde, miembros de la corporación municipal y un numeroso grupo de vecinos que completaron totalmente el aforo. En la presentación intervinieron el investigador Javier Domínguez, líder del grupo de Tecnologías de la Información Geográfica y Energías Renovables del CIEMAT (gTIGER), ha contado con la participación de Enrique Soria, director de la Energías Renovables del citado centro, Julio Amador, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid y colaborador en el proyecto, y Lucía Dólera, responsable de socios de UNEF.

Este proyecto ha sido desarrollado conjuntamente por investigadores de la División de Energías Renovables del CIEMAT y de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Diseño Industrial (ETSIDI) de la Universidad Politécnica de Madrid, contando desde el principio con el apoyo del Ayuntamiento de Miraflores de la Sierra, que siempre ha manifestado un decidido interés por un desarrollo energético sostenible.

El principal objetivo del mismo ha sido desarrollar un modelo, basado en Sistemas de Información Geográfica, que permita conocer con la mayor exactitud el potencial de instalación y de generación energética del municipio tomando en consideración las tecnologías fotovoltaicas actualmente en el mercado.

Para ello, el estudio parte de un modelo tridimensional del casco urbano elaborado a partir de los datos de teledetección LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging, un sensor de radar que permite obtener un descripción muy fiable de cualquier superficie) facilitados por el Instituto Geográfico Nacional.

A partir de esta representación de la ciudad, donde se distinguen los edificios de cualquier otra superficie, se obtiene un modelo de sombras (fundamental para el aprovechamiento energético), uno de orientaciones, otro de inclinaciones y uno de radiación; sobre cada uno de ellos se aplican unas restricciones relacionadas tanto con la protección arquitectónica y patrimonial de los edificios como con el propio mantenimiento y seguridad de las instalaciones.

Finalmente, el aprovechamiento energético se evalúa a partir de estos datos y de los requisitos incluidos en el Código Técnico de la Edificación vigente en la actualidad.

Los resultados del proyecto arrojan datos muy optimistas sobre las posibilidades de generación eléctrica en el municipio, ya que se podría llegar a cubrir hasta un 80% de la actual demanda de electricidad.

Estos resultados pueden ser consultados tanto en el informe del proyecto (que incluye tablas, gráficos y un atlas con once mapas de alta resolución y calidad) como en una página web creada expresamente a tal fin (http://ciemat.maps.arcgis.com/apps/webappviewer/index.html?id=75bd823d86a84e38a280dd1ca44d76e8).

Los próximos objetivos del grupo de investigación gTIGER son incluir la energía solar térmica para calentamiento de agua y calefacción, así como, aumentar la resolución espacial del análisis y aplicarlo a nuevas áreas urbanas, por ejemplo, algunos barrios de la ciudad de Madrid.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de