Espacio exterior
Paneles solares en el espacio

Teniendo en cuenta ascenso continuado en el precio del barril de petróleo en los últimos años y el futuro agotamiento, cada vez más próximo, de las reservas de combustibles fósiles, se presenta una nueva alternativa para la producción de energía; la colocación de paneles solares en el espacio.

Las posibilidades teóricas de captar la energía solar con paneles fotovoltaicos son enormes. Según los autores del estudio, una franja de un kilómetro de ancho de órbita terrestre geosincrónica (que siempre se sitúa en el mismo punto sobre la superficie de la Tierra) recibe suficiente luz solar en un año como para producir la misma energía que la que se obtendría con todas las reservas de petróleo conocidas.

Pese a ello, el Gobierno de EEUU está aún reticente. Hace más de diez años, la NASA recibió fondos para comenzar a desarrollar el programa, pero en 2001 se retiró el dinero, como transbordadores o la Estación Espacial Internacional (EEI). De hecho, el estudio presentado el miércoles en Washington, ha sido elaborado sin financiación estatal, gracias al trabajo altruista de 170 expertos.

En Europa, solo estudios teóricos

En Europa, las inversiones han sido mayores, “pero sólo para estudios teóricos”, explicó el vicepresidente de desarrollo de negocios de Astrium, Max Grimard. Esta compañía aeroespacial está realizando una serie de trabajos internos para estudiar las posibilidades de la energía solar basada en el espacio y, después, si hay proyectos maduros, promover la inversión para desarrollar una demostración práctica.

Posible impacto por el transporte de energía a la tierra

La energía recogida por los paneles solares en órbita, se tendría que transformaren microondas o en láser para poder enviarla a la Tierra y procesarla. Dice Grimard: “Que haya energía pasando continuamente a través de la atmósfera podría tener consecuencias para el medio ambiente y hay que hacer estudios para conocer el impacto”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de