Este año, La Hora del Planeta congregará a miles de ciudadanos en todo el país para participar en un gran abanico de actividades. En Madrid, la organización sorprenderá el 29 de marzo con el #PandaPalabra, un gran juego que sirve de metáfora sobre lo crucial que es la colaboración entre ciudadanos para encontrar soluciones a los desafíos ambientales e impulsar los cambios necesarios.

Nuestro reto consiste en reunir a medio millar de personas para participar en un gran “Scrabble” al aire libre. Durante la actividad en la Plaza de Oriente, a cada participante se le asignará una letra y tendrá que buscar a otros compañeros afines para ir formando lemas colectivos relacionados con las energías renovables, el ahorro energético y el Planeta.

La céntrica plaza madrileña se llenará durante la tarde de cientos de personas dispuestas a participar en las diversas acciones de La Hora del Planeta. Antes del apagón, los 500 participantes lanzaran al mundo un SOS por el clima como mensaje de concienciación.

Justo después de que se apaguen las luces de los edificios más emblemáticos de la Plaza, a las 20.30, se formará un gran Panda gigante con luces LED-Neon como símbolo luminoso de la lucha contra el cambio climático. El logotipo se encenderá con la energía limpia generada por los ciudadanos a través del pedaleo constante en bicicletas acopladas a generadores de corriente. y se ofrecerá también a los asistentes un concierto “cero emisiones”, del grupo Million Dollar Mercedes Band, alimentado con la energía de las bicicletas.

WWF pide a todos aquellos que no estén en Madrid que se apunten también las acciones que la organización realizará en otras ocho ciudades, como Sevilla, Granada, Barcelona o Zaragoza. Asimismo, anima a los ciudadanos a usar su imaginación y las redes sociales para difundir la campaña entre sus seguidores y animarles a hacer lo mismo. La organización recuerda que cuantos más seamos, más fuerte se oirá nuestra voz. La campaña ya cuenta como primera embajadora en España con la campeona mundial de natación Mireia Belmonte, que ha lanzado un mensaje de apoyo a la iniciativa animando a la población a participar.

La Hora del Planeta de WWF es el mayor movimiento global ambiental. Comenzó hace ocho años y ha pasado de ser un evento simbólico de una ciudad apagando sus luces, a convertirse en un movimiento mundial que abarca acciones colectivas de ciudadanos, empresas, organizaciones y gobiernos para conseguir logros de conservación. En 2014 WWF se ha planteado un nuevo desafío: lograr financiación y acción colectivas a través de una plataforma online de microdonaciones para colaborar con proyectos sostenibles en todo el mundo.

Cabe recordar que en 2013 más de 7.000 ciudades de 150 países apagaron las luces de sus principales monumentos y edificios emblemáticos, enviando así un claro mensaje común: los gestos simbólicos también pueden generar grandes cambios si se logra un compromiso global durante todo el año. De hecho, cada vez son más las voces que se unen a esta iniciativa. En España, el año pasado se batió el récord de ciudades participantes y se sumaron más de 200, junto a más de 100 empresas y más de 150 organizaciones.

Miguel Ángel Valladares, Director de Comunicación de WWF, subraya: “La Hora del Planeta es mucho más que una hora en la que se apagan las luces. Se trata de unir las fuerzas de millones de personas para conseguir cambios reales”. Y concluye: “Queremos que la inspiración de esta hora mágica sirva para construir un futuro más sostenible”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de