La firma automovilística alemana Opel, perteneciente al consorcio estadounidense General Motors, lanzará en 2011 en Europa un nuevo vehículo eléctrico con batería extendida (E-REV), que combina las prestaciones de una batería con un propulsor de combustión, mientras que esta tecnología será usada por Chevrolet en su modelo Volt en el mercado estadounidense en 2010, según informó la compañía durante la presentación de su vehículo de pila de combustible HydroGen4 en Berlín.

Estrategia de reducción de impacto mediambiiental de los vehículos

La multinacional señaló que el desarrollo de este modelo forma parte de su estrategia de reducción del impacto medioambiental de sus vehículos y de la disminución de la dependencia de los combustibles fósiles. General Motors explicó que está desarrollando coches con pila de combustible en paralelo con automóviles eléctricos como el Volt.

Así, el Chevrolet Volt, que llegará a Europa en 2011 bajo la marca Opel, cuenta con mejoras técnicas en comparación con sus predecesores, los vehículos eléctricos de batería puros (BEV), que tienen una autonomía limitada y necesitan un mayor tiempo de recarga.

PROYECTO EN BERLÍN

Como parte de su estrategia de reducción de emisiones y de fomento de energías más limpias, General Motors aportará diez vehículos HydroGen4 a la flota de pruebas de los Socios de Energías Limpias (CEP) para sus pruebas en condiciones reales de tráfico por parte de nueve empresas en Berlín. Esta iniciativa ha recibido una inyección económica del Gobierno alemán de 500 millones de euros por un período de diez años.

Las compañías que participarán en esta iniciativa de fomento de los vehículos impulsados por pila de combustible son: ADAC, Axel Springer, Allianz, Coca-Cola, Hilton, Linde, Schindler, Total y Veolia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de