El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la ampliación de las condiciones para acogerse al Plan VIVE (Vehículo Innovador – Vehículo Ecológico). Entre las principales novedades destacan la reducción de 15 a 10 años de la antigüedad del modelo que se debe achatarrar para poder adquirir uno nuevo, así como la posibilidad de comprar un vehículo de segunda mano. Por otro lado, el coste máximo de adquisición pasa de 20.000 a 30.000 euros.

Al igual que ocurrió con la elaboración de la primera versión, estos cambios se han llevado a cabo gracias a la colaboración y el trabajo conjunto llevado a cabo por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio con el sector del automóvil. El Plan VIVE abre así nuevas y atractivas perspectivas para que los ciudadanos consideren la conveniencia de reemplazar los vehículos en circulación de más edad por otros que resulten más seguros y menos contaminantes, al tiempo que se ayuda a revitalizar la demanda en el sector y se consigue una estimable reducción de los consumos de combustible.

Novedades del Plan VIVE:

• Incremento del número de beneficiarios potenciales

– Se reduce la exigencia de la antigüedad requerida para el achatarramiento de los vehículos a 10 años (antes 15).
– Aumentar a 30.000 euros el coste máximo de adquisición (antes 20.000)
– Inclusión de turismos < 140 gCO2/km con catalizador de tres vías (gasolina) ó dispositivo EGR (diesel), que permitan unas emisiones de óxido de nitrógeno (NO2) menores. • Incremento de la flexibilidad para el usuario del Plan
– Elección por el usuario del importe a financiar. Se elimina la obligación de que se financie el 100% del precio del vehículo, para permitir al comprador financiar parte del coste del vehículo con financiación propia.
– Se permite que la baja se realice con posterioridad a la firma del contrato del préstamo/leasing, pero introduciendo un plazo máximo de un mes desde la fecha de firma.
– En relación a la simplificación de la gestión del Plan y más fácil comercialización, destaca que el Tipo a aplicar en la Financiación del segundo tramo, que antes era Tipo Variable, ahora será Tipo de Interés fijo.

Reforma sin coste negativo

La reforma no tiene impacto presupuestario: el importe aprobado para la financiación de los préstamos por parte del MITYC, 1.200 millones de euros para el periodo 2008-2010, no varía con esta modificación. Se permitirá a los usuarios que hayan formalizado acuerdos sujetos al Plan con anterioridad a la entrada en vigor de esta reforma que adapten las condiciones de los préstamos ya formalizados a las nuevas condiciones del Plan.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de