Se trata de una tecnología desarrollada por investigadores de la UB y el CSIC capaz de convertir la energía mecánica procedente, por ejemplo, del movimiento de oscilación de las olas o el viento, en energía eléctrica que pueda ser utilizada por una embarcación o una boya marítima.

Las aplicaciones previstas más inmediatas van dirigidas al sector de las boyas y los veleros, ya que no requieren cantidades elevadas de energía para poder operar. Este sistema de generación de electricidad presenta ventajas importantes frente a otros sistemas de producción de energía renovable (como podrían ser las placas solares), porque los nuevos dispositivos no necesitan instalación, el funcionamiento no depende del clima (ni de si hace o no sol) y pueden fabricarse con materiales de bajo coste. Además, consiste en un sistema escalable, de modo que si a un dispositivo se le añaden otros, se multiplica la energía generada. El principio de funcionamiento del generador de energía es muy simple, y consiste básicamente en un imán cilíndrico que se desplaza dentro de un tubo, de modo que se induce una corriente eléctrica en la bobina.

La tecnología, patentada por la UB y el CSIC, la han desarrollado los investigadores Christophe Serre, profesor agregado del Departamento de Electrónica de la UB; Alejandro Pérez, catedrático del Departamento de Electrónica de la UB e investigador del Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC); Jaume Esteve, profesor de investigación del Instituto de Microelectrónica de Barcelona – Centro Nacional de Microelectrónica (IMB-CNM) del CSIC; Maria Creu Acer, investigadora del IMB-CNM, y Núria Fondevilla, profesora asociada del Departamento de Electrónica de la UB. El ingeniero mecánico Rubén Carballo ha continuado el desarrollo tecnológico iniciado por los anteriores investigadores. El emprendedor Héctor Martín se ha unido al equipo investigador como director general. Martín, licenciado en Física por la UB, MBA por ESADE y con una dilatada experiencia empresarial, ha ayudado a analizar la viabilidad comercial de la tecnología y a diseñar el plan de negocio del proyecto de manera eficaz.
 
Aunque esta empresa derivada (spin-off) de la UB y el CSIC ha sido creada hace muy poco tiempo -se constituyó el pasado 30 de julio-, el proyecto empresarial de Smalle Technologies ya ha ganado varios premios, entre ellos el primer premio EcoEmprendedor XXI, programa que promueve la creación y el crecimiento de empresas en el ámbito de las energías renovables y la eficiencia energética, impulsado por la Caixa, Barcelona Activa, el Instituto Catalán de Energía, Gamesa, KIC InnoEnergy, la Cámara de Comercio de Barcelona y Endesa, así como el premio en la categoría de nuevas fuentes de energía del concurso de ideas innovadoras EmprendeGO, organizado por Infoempleo y promocionado, entre otros, por grandes empresas como Repsol.
 
La Fundación Bosch i Gimpera (FBG), centro de transferencia de conocimiento, tecnología e innovación del Grupo UB, ha apoyado a este proyecto facilitando el camino hacia la comercialización de la tecnología en distintos aspectos: por una parte, el Área de Valorización y Licencias de la FBG ha conseguido fondos para valorizar su tecnología, lo que ha permitido mejorar el diseño del prototipo. La financiación se ha articulado mediante una subvención del programa VALOR convocado por la Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias y de Investigación (AGAUR) de la Generalitat de Cataluña, con el seguimiento técnico de ACC1Ó. Por otra parte, el Área de Creación de Empresas de la FBG ha asesorado la definición del plan de negocio de Smalle Technologies, y ha ayudado a conseguir recursos financieros para la creación y el crecimiento de la empresa.
 
El Área de Valorización y Licencias de la FBG ha negociado el contrato de licencia exclusiva firmado entre la UB, el CSIC y Smalle Technologies. La misión de esta área estratégica de la FBG es asegurar la identificación, protección, valorización y comercialización de las invenciones que llevan a cabo investigadores y profesores de la UB. Tanto el Área de Valorización y Licencias como la de Creación de Empresas de la FBG forman parte de las Unidades de Valorización de ACC1Ó y reciben el apoyo de esta entidad para conseguir que los resultados de la investigación que se desarrolla en la UB se traduzcan en beneficios para la sociedad, y que a la vez tengan un retorno justo para los investigadores y la Universidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de