En la realización del proyecto se tomaron en cuenta la altura necesaria, orientación, material constructivo y técnico, necesarios para conseguir un notable ahorro energético de las instalaciones.

Materiales y estructuras para el ahorro energético

Tanto los aseos, cafetería, cocina y vestuarios reciben agua caliente proveniente de paneles solares ubicados en la cubierta del edificio, suponiendo un ahorro aproximado del 40%.

Para complementar esta medida en ahorro eléctrico, se ha optado por la instalación  de sensores de luminosidad, así como el uso de bombillas de bajo consumo, que consiguen un ahorro del 90 por ciento.

Tecnología para la máxima eficiencia

Se complementas todas estas medidas, con la integración de todas las instalaciones en un programa informático, que realiza los cálculos de ahorro energético según las necesidades ambientales y de ocupación.

Por último hay que hacer mención al “Jardín del sosiego” instalado en la última planta del edificio, que será regada con agua embalsada de lluvias.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de