La Comunidad de Madrid ha reducido su dependencia energética de los productos derivados del petróleo un 4% entre 2005 y 2010, según figura en el Boletín Energético de la Comunidad de Madrid 2010. En estos años, la evolución del consumo de productos petrolíferos en la región ha pasado de 6.520 ktep (miles de toneladas equivalentes de petróleo) a 6.112 ktep.

En este período aumentó el consumo de fuentes de energía como la electricidad y el gas natural, que pasaron de 2.401 a 2.539 ktep y de 1.847 a 2.192 ktep, respectivamente, al tiempo que se redujo la dependencia de la energía térmica y del carbón como fuentes de energía. El Balance Energético de la Comunidad 2010 destaca que los derivados del petróleo suponen un 55,3% del consumo, seguido por la electricidad (23%); gas natural (19,8%) y energía térmica (1,7%).

Los sectores con un mayor consumo de energía final en 2010 fueron el Transporte (48,9%); el sector residencial (24,2%); sector Servicios (12,1%) y el sector Industrial (11,7%). El consumo total de energía en ese año fue de 11.050 ktep, lo que representa el 11,1% del total nacional, que se situó en los 99.951 ktep.

La Comunidad dispone de varios Planes Renove y de Impulso para conseguir un consumo más eficiente de la energía como el Plan de Instalación de Detectores de Presencia (Pidecam), que subvenciona las actuaciones que permitan una reducción anual de, al menos, un 20% del consumo de energía, al sustituir los interruptores convencionales de los edificios por detectores de presencia. La cuantía de las ayudas asciende a 60 euros por detector instalado.

Planes Renove para reducir el consumo

Asimismo, el Plan Renove de Calderas ayuda a los madrileños a cambiar las calderas por otras de condensación, más eficientes desde el punto de vista energético y menos contaminantes. Pueden acogerse todas aquellas sustituciones realizadas a partir del 1 de enero de 2011 y hasta el 1 de octubre de 2012 o hasta agotar los fondos disponibles. Otro de estos planes es el Renove de Ascensores, que subvenciona actuaciones que permitan una reducción anual de, al menos, un 35% del consumo de energía. La cuantía de las ayudas asciende al 35% de la inversión subvencionable.

El Plan de Fomento de la Cogeneración incentiva la utilización de sistemas de cogeneración conectados a la red de distribución de gas natural en el ámbito territorial de la Comunidad. El incentivo, al que podrán acogerse todas las instalaciones que se realicen desde el 1 de octubre de 2011 hasta el 1 de octubre de 2012, se determina en función de la potencia total de la nueva instalación y de los límites establecidos para cada tipo de instalación.

El Plan Renove de Aire Acondicionado, por su parte, favorece la sustitución de equipos de aire acondicionado domésticos -entre 200 y 450 euros de ayuda- mientras que el Plan Renove de Alumbrado Exterior ayuda a reducir el consumo eléctrico promocionando la sustitución de puntos de luz con lámpara de vapor de mercurio y la renovación de puntos de luz de potencia mayor o igual a 250 W.

Por último, el Plan de Impulso a las Energías Renovables financia proyectos de aprovechamiento de energía solar térmica de baja temperatura; de energía solar fotovoltaica o mixta fotovoltaica-eólica; biomasa; y energía geotérmica de baja temperatura. El Plan concede ayudas que pueden alcanzar hasta un máximo del 40% de la inversión.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de