La empresa Underwriters Laboratorios (UL), líder mundial en certificación y ensayos de seguridad, ha aumentado un 40% la capacidad de sus instalaciones de ensayos fotovoltaicos en San José (California). Con ello, este laboratorio se convierte en el más grande de su sector en Norteamérica.

Esta ampliación de las instalaciones ha supuesto también el desarrollo de normas, esquemas de certificación e investigación en energías renovables. Por otra parte, el centro incluye ensayos para las tecnologías más innovadoras en la industria de la energía solar, como son los edificios con integración fotovoltaica (BIPV) y concentración fotovoltaica. Además, también se ensayan componentes tradicionales como conectores fotovoltaicos y cajas de conexiones.

Atención rápida y eficaz

Los productos para la generación de energías alternativas, como la solar o la eólica, “están aumentado su producción mundial”, señala la empresa. Estos productos deben ser certificados por organismos competentes antes de comercializarse. Para ello, son necesarios laboratorios de ensayos que acrediten el cumplimiento de las normas de seguridad. Por tanto, el principal objetivo del laboratorio UL de San José es “atender esta demanda de forma rápida y eficiente”, indica la empresa.

En relación al incremento de estas energías y su seguridad, el director del Sector Energético de UL, Jeff Smidt, afirma que: “Puesto que se espera que el mercado global de energía solar genere el 10% de la electricidad mundial para 2035”, Smidt piensa que “la seguridad tiene que ser una prioridad en esta evolución”. Por otra parte, la empresa cuenta con otro centro en China y tiene la intención de abrir dos nuevas plantas en Alemania y Japón para 2010.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de