El acto estuvo presidido por el Director del ISCIII, José Jerónimo Navas, el Director Técnico de Protección Radiológica del CSN, Juan Carlos Lentijo, y el Director General de Salud Pública y Sanidad Exterior, Ildefonso Hernández, y ha contado con la participación de expertos en epidemiología del ISCIII y en protección radiológica del CSN.

Los ponentes han explicado a los asistentes el alcance, los objetivos, la metodología y los resultados del estudio que, en respuesta a una demanda social sobre el posible impacto de las instalaciones en la salud de las personas, el Congreso de los Diputados encargó realizar al Gobierno, en diciembre de 2005. Por ello, el Instituto de Salud Carlos III y el Consejo de Seguridad Nuclear suscribieron un acuerdo para colaborar en su realización el 18 de abril de 2006.

Tras varios años de análisis, el informe concluye que las dosis estimadas acumuladas que habría recibido la población de las áreas de estudio a causa del funcionamiento de las instalaciones son muy reducidas, y están muy por debajo de los niveles que podrían afectar a la salud de las personas.

Además no se ha detectado un incremento de la mortalidad por cáncer asociada al funcionamiento de las instalaciones. Se han encontrado algunas asociaciones dosis – respuesta puntuales que no han podido ser atribuidas a la exposición derivada del funcionamiento de las instalaciones.

Por otro lado, tampoco se han detectado incrementos de mortalidad por cáncer debidos a la radiación natural.

Exposición radiológica artificial y natural

El CSN ha llevado a cabo las estimaciones de la exposición radiológica de la población, tanto de origen artificial, que proviene de las instalaciones, como de origen natural. Por su parte, el ISCIII, a través del Centro Nacional de Epidemiología, ha realizado el análisis de la mortalidad por cáncer en los municipios incluidos en el estudio.

Para realizar este informe se tomaron pruebas de todos los municipios ubicados en un radio de 30 kilómetros de cada instalación.  Además se han seleccionado un número suficiente de municipios ubicados a una distancia de entre 50 y 100 km. de cada instalación como referencia para comparar la mortalidad por cáncer en los municipios objeto de estudio.

También se estudiaron dos áreas sin instalaciones y con distintos niveles de radiación natural. Una en Valencia, con muy bajos niveles y otra en Galicia, con niveles más altos debido a la composición granítica de su suelo.

En total, se ha estudiado a desde 1975 a 2003 cerca de mil municipios y en torno a 8 millones de personas por año en el área de 0 a30 km.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de