Dos aspectos hacen de España una referencia en todo el mundo por el modelo de desarrollo de su industria eólica: el liderazgo mundial en promoción y explotación de las empresas españolas con más de 8.500 MW instalados fuera de nuestras fronteras y la integración de la energía eólica en la red con un alto grado de penetración y en un sistema como el español que es prácticamente una isla eléctrica. Ambos aspectos son destacados en Eólica 2008, el anuario del sector eólico español que presentó ayer en rueda de prensa la Asociación Empresarial Eólica. José Donoso, presidente de AEE, afirmó que el liderazgo de las empresas españolas, presentes ya en veinticinco países, en promoción y explotación demuestran que el sector eólico español atraviesa un momento inmejorable no sólo por ser el tercer país en potencia instalada, como ha quedado reflejado en los capítulos anteriores, sino porque ha salido con un gran dinamismo fuera de nuestras fronteras y sus empresas están presentes en numerosos mercados de los cinco continentes .

Donoso añadió que este crecimiento lo están protagonizando tanto las grandes empresas promotoras como los fabricantes nacionales y un buen número de empresas auxiliares que les acompañan en esta expansión internacional. La potencia instalada en todo el mundo por nuestros promotores, 8.500 MW; el número de países, 25, en los que las empresas españolas están presentes; y, la capacidad exportadora de nuestros fabricantes — solo Gamesa instaló fuera de España el pasado año 1.600 MW—, nos permiten afirmar que la industria eólica española lidera hoy el desarrollo de la energía del viento en el mundo . Según el informe presentado por AEE ese liderazgo puede consolidarse por el elevado número de proyectos fuera de nuestras fronteras en el corto y medio plazo que superan ampliamente la potencia actualmente instalada en España, es decir los 15.145 MW.

El presidente de AEE añadió que en la coyuntura actual de la economía española la industria eólica puede jugar un importante papel en la reactivación de la economía si se consiguen agilizar las tramitaciones administrativas y las conexiones a red e infraestructuras eléctricas.

Referente en integración en red

El otro aspecto por el que la industria eólica española se ha convertido en referente mundial es el de la integración en red. Sólo Dinamarca, con un grado de cobertura de la demanda con energía eólica del 16 por ciento, supera a España que lo hace en un 9,5 por ciento pero con la diferencia de que nuestro país es prácticamente una isla eléctrica y el país nórdico está ampliamente conectado con sus vecinos lo que, por sus características, facilita la integración en red de la electricidad de origen eólico.

El anuario de la Asociación Empresarial Eólica hace referencia al importante esfuerzo que ha realizado el sector en los últimos años con un trabajo en conjunto con el Operador del Sistema para lograr que el incremento de la energía eólica vertida a la red se pudiera llevar a cabo sin comprometer el buen funcionamiento de la red. En ese sentido se cita la verificación y validación del cumplimiento de los parques eólicos de los códigos de red —especialmente para soportar los huecos de tensión— que es un caso único en el mundo.

También se describe la operación coordinada a través del CECRE (Centro de Control del Régimen Especial de Red Eléctrica) y los Centros de Control de Generación, una coordinación necesaria y coherente para maximizar la producción de los parques eólicos. Por último, en este apartado se hace referencia a la participación en el mercado y el uso extendido de la predicción, que supone un modelo para los intercambios intracomunitarios de electricidad de origen eólico y la consolidación del mercado único europeo.

Los retornos de la eólica

El presidente de AEE, José Donoso, señaló que el otro capítulo importante de este informe anual —reconocido ya como referente ineludible de la energía eólica— es el titulado La contabilidad de la eólica con el que el sector pone en evidencia que la retribución percibida por la eólica es una muy buena inversión para el país por los importantes retornos socioeconómicos y medioambientales que conlleva . De esta forma la retribución total de los 27.000 GWh producidos en 2007 que superó los 2.000 millones de euros (un precio medio de 77,64 €/MWh) permitieron:

Ø Reducir el precio medio del mercado en 2€/MWh por cada 1.000 MW eólicos funcionando

Ø Generar electricidad para el consumo de 9.000.000 de familias

Ø Evitar la importación de 5.722.000 toneladas equivalentes de petróleo con un ahorro para la balanza comercial de más de 1.000 millones de €

Ø Alcanzar los 45.000 empleos

Ø Reducir 18 millones de toneladas de CO2 en emisiones

Eólica 08 cuenta con una primera parte de análisis sobre los escenarios actuales de la eólica desde las vertientes normativas, técnicas y sociales: una segunda parte dedicada a las cifras de la eólica tanto en España como en el resto del mundo con cerca de un centenar de gráficos, mapas y esquemas; una tercera sobre la realidad actual del sector comentada anteriormente; y, por último, incluye un capítulo sobre la propia asociación en el que se destaca que son ya más de ciento treinta las empresas que forman parte de AEE, lo que ratifica su condición de referente del sector.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de