El impacto económico y social de las tecnologías limpias ha sido analizado en una mesa redonda organizada por la agencia de comunicación Weber Shandwick en colaboración con el IE Business School de Madrid. Durante la misma, un grupo de expertos, tanto del sector privado como público, han destacado el papel que juegan las llamadas cleantech, o tecnologías limpias, en mejorar las eficiencias de los procesos de negocio respetando y valorando el medio ambiente.

La mesa redonda, que ha contado con la participación de representantes del IE Business School, la Fundación Entorno-BCSD España, Aretech Group, Iberdrola y el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados (IMDEA Energía), ha abordado el escenario actual de las tecnologías limpias desde diversos puntos de vista y sus participantes han realizado un análisis de la importancia social, económica, empresarial y comunicativa del uso de estas tecnologías en nuestro país.

Según Javier Carrillo, Director del Centro para la Gestión Eco-Inteligente del IE Business School, la eco-innovación entrega sus beneficios a aquellas empresas que adoptan una actitud proactiva, una búsqueda voluntaria de la mejora en lugar de una aproximación reactiva frente a la regulación. Requiere alterar los criterios de diseño de producto, renegociar relaciones con los proveedores, desarrollar nuevas habilidades en los recursos humanos, cambiar la tecnología de la empresa y sus procesos productivos, y desarrollar nuevas relaciones con los clientes. Obviamente, los cambios a esta escala se encuentran con numerosas barreras a superar. Sin embargo, corresponde a las empresas dotarse de la estrategia y capacidades que permitan el éxito de sus negocios a través de la eco-innovación, pasando de una actitud reactiva a una proactiva frente a las presiones ambientales.

España entre los paises más punteros

Todos los participantes en la mesa redonda han coincidido en situar a España entre los cinco países punteros en inversión y desarrollo en energías renovables (eólicas y fotovoltaicas), posicionamiento que no se hace extensible a la implementación de tecnologías limpias como valor añadido al core business de las compañías.

También coincidieron en afirmar que hay un error de percepción entre las tecnologías limpias, sector en el que nos hemos iniciado hace poco, y las energías renovables, donde España es ejemplo para otros países gracias a una visión estratégica a largo plazo que muchas empresas nacionales tuvieron la capacidad de preveer.

Con esta visión de futuro, Manuel Romero, Director Adjunto del Instituto IMDEA Energía de la Comunidad de Madrid, ha recalcado la importancia de la anticipación y la persistencia, basada en una inversión continua en I+D y en proyectos de rentabilidad futura.

Conclusiones: financiación pública y comunicación

Las conclusiones finales señalaron el importante rol de la Administración Pública como principal impulsora de financiación para proyectos de I+D y su papel clave como “early adopters” de las tecnologías limpias. Sin embargo, según señalaron los ponentes, es la propia Administración la que en muchos casos frena este proceso de transición, con la lentitud en la implantación de tecnologías eco-eficientes, así como su retraso a la hora de instaurar una regulación efectiva y acorde con las necesidades del sector empresarial.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de