Se trata de una iniciativa puesta en marcha por el Ayuntamiento navarro para acercar el consumo responsable a sus escolares. La iniciativa, que nació en 2001 bajo el nombre de Red de Colegios Fotovoltaicos, ha aprovechado el verano para crecer.  El inicio del curso escolar será más sostenible, ya que otras tres sedes educativas de la ciudad cuentan con paneles fotovoltaicos, para captar la energía de la fuente del sol.

Las instalaciones solares han sido colocadas en los colegios públicos Víctor Pradera y José Vila la Casa, así como en la Casa de la Juventud municipal.

Educación sostenible en las aulas

La Red de Colegios Fotovoltaicos, surgió “con la idea de crear una malla de instalaciones solares fotovoltaicas en centros escolares municipales”, señalan fuentes municipales. Los paneles, y la captación solar de actividades viene acompañada por actividades pedagógicas en las aulas, con las que el Consistorio pretende concienciar a los jóvenes y a los estudiantes del buen uso de la energía.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de