Las nucleares no van a amortizar la inversión realizada

Por un lado, los argumentos que sostienen que hay un exceso de retribución en las centrales nucleares e hidráulicas se basan fundamentalmente en la opinión de que son centrales ya amortizadas que se benefician de la existencia de un mercado marginalista que retribuye por igual a todas las tecnologías en función del precio de la más cara mientras que los argumentos contrarios defienden que las inversiones que no están amortizadas y que las cargas impositivas son excesivas, resume ESADE en un comunicado sobre las jornadas.

Miguel Solchaga, consejero delegado de SR y Asociados, mantuvo durante la presentación que los ingresos reales han sido inferiores a los necesarios en más de 7.500 M€ para la totalidad del parque generador nuclear e hidráulico de Endesa.

Desde Compass Lexecon, Antón García, su vicepresidente, explicó que han llegado a la conclusión de que ninguna tecnología llega a los niveles de rentabilidad de referencia que se han establecido en España para la generación renovable tras la reforma de 2013/14.

Por su parte, Arturo Rojas, socio de Analistas Financieros Internacionales, afirmó también que las centrales no están amortizadas y señaló que con la aplicación de los nuevos impuestos a la generación en 2013 no será posible recuperar financieramente la inversión realizada en ellas en ningún escenario de precios futuros creíble.

¿Se deberían mantener en operación? 

ESADE afirma que no obstante, todos coincidieron en la conveniencia de mantener operativas estas instalaciones, pues, aunque no consiguen recuperar sus costes de inversión históricos, sí que consiguen cubrir, al menos, sus costes de explotación. “El problema -explica- se hace más complejo, si cabe, cuando resulta necesario acometer nuevas inversiones, como las necesarias para una extensión de vida de las centrales nucleares más allá de los 40 años. Aunque, como se acaba de señalar, los ingresos permiten recuperar los costes de explotación, es muy difícil que, en el actual escenario impositivo, sean además suficientes para hacer posible la recuperación de esas inversiones“.

En cuánto a las diferencias con Francia, a juicio de Raquel Montón, de la campaña antinuclear de Greenpeace, para analizar la economía nuclear, es necesario hablar de todo el conjunto, y no sólo reducirse a la cuantía de los impuestos. “Hay muchas cosas diferentes en Francia que invalidan el argumento simple que dice que en Francia se pagan menos impuestos que en España, porque hay otros costes que en Francia si se asumen y en España no“, dice.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de