Turbinas eólicas

Las energías  renovables aportaron en 2008 el 7,6% del consumo de energía  primaria en España, lo que supone un incremento  de seis décimas con respecto al balance anterior, según datos  aportados por el Instituto para la  Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) durante la presentación del Balance Energético 2008 y Perspectivas 2009 celebrada en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

El año pasado las energías renovables, junto al gas natural y la nuclear, fueron las únicas fuentes energéticas que incrementaron su contribución al consumo, mientras que el carbón y petróleo descendieron.

En relación al mix de la producción eléctrica, además de la reducción de la generación térmica de carbón en detrimento del gas, es destacable el importante aumento de la generación eléctrica a partir de fuentes renovables distintas de la hidroeléctrica, especialmente eólica, con un incremento del 13% y fotovoltaica, que aumenta un 400%.

Estos incrementos han permitido compensar la caída del 19% en la generación hidroeléctrica, y elevar el porcentaje de producción eléctrica neta (descontado el consumo de las propias centrales) de origen renovable hasta el 20,5%. Sin descontar los autoconsumos de las centrales (producción bruta) la generación de origen renovable fue del 19,7%.

La producción bruta nuclear en 2008 representó el 18,7% del total, mientras que la de las plantas de carbón fue del 15,9% y la de los ciclos combinados de gas natural ascendió al 38,9 por ciento.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de