La Central de Cofrentes, emplazada en la provincia de Valencia, es propiedad de Iberdrola, y genera electricidad mediante un reactor de agua en ebullición (BWR) de GE desde 1985 fecha en que entró en funcionamiento. La planta de Cofrentes es una de las de más potencia entre las 8 nucleares españolas y genera cerca del 5 por cien de la electricidad en España. La Central de S.M. de Garoña, situada en la provincia de Burgos, es propiedad de Nuclenor, y utiliza un reactor BWR de GE en operación desde 1971. Ambas empresas afirman, en un comunicado, que "la Planta de Garoña ha conseguido numerosos reconocimientos internacionales por su excelente eficiencia y factor de capacidad a lo largo de los años". Nuclenor tiene una participación del 50 por cien por parte de Iberdrola y Endesa respectivamente.

“Iberdrola está comprometida en mantener la seguridad a largo plazo de Cofrentes y Garoña, que juegan un papel fundamental en la garantía del suministro energético nacional”, declaró Diego Molina, director de generación nuclear de Iberdrola. “Por eso es importante para nosotros trabajar con suministradores de servicios como GEH, que pueden aportar la experiencia y conocimiento necesarios para ayudarnos a conseguir nuestros objetivos de operación”.

“Además y dado que la energía nuclear es una de las pocas fuentes de electricidad que no emiten carbono a la atmósfera, ambas centrales nos ayudan de una manera importante en nuestros esfuerzos para combatir el cambio climático, evitando la emisión anual de unos 9 millones de toneladas de dióxido de carbono”, apuntó Molina.

Como parte del acuerdo de servicios que tiene una duración de 6 años - con opciones para ser prolongado hasta los 10 años – GEH suministrará un amplio alcance de servicios de parada y de recarga de combustible para asegurar el óptimo comportamiento de las plantas, incluyendo entre otros:

  • El montaje y desmontaje de la tapa de la vasija del reactor
  • Trabajos de mantenimiento en la vasija
  • Inspecciones visuales y por ultrasonidos

Adicionalmente, GEH y las Plantas establecerán la infraestructura necesaria para promover una colaboración más efectiva entre las empresas, incluyendo la creación de un comité operativo, la elaboración de un plan de gestión de activos y un programa de apoyo de ingeniería. Por ejemplo, los grupos de trabajo conjuntos desarrollarán un plan de activos de la vasija del reactor y una estrategia de gestión de riesgos.

Mediante un acuerdo independiente, GENUSA, la Alianza BWR europea formada por Global Nuclear Fuel (GNF) y la compañía española Enusa Industrias Avanzadas, suministra combustible para ambas plantas. GNF es la empresa que GE tiene establecida para desarrollar servicios de Ingeniería y fabricación de combustible, conjuntamente con Hitachi y Toshiba.

“GE Hitachi Nuclear Energy se siente orgullosa de extender aún más nuestras prolongadas relaciones con Iberdrola y Nuclenor, ya que nuestro nuevo acuerdo permite profundizar aún más que antes el nivel de colaboración”, declaró Kevin Lagasse, vice presidente de servicios nucleares de GEH. “Este acuerdo es el ejemplo más reciente de nuestro apoyo para que las plantas en todo el mundo puedan alcanzar un funcionamiento".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de