Según la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), entidad pionera en España en el estudio de la pobreza energética, "puede decirse que un hogar está en situación de pobreza energética cuando es incapaz de pagar una cantidad de servicios de la energía suficiente para la satisfacción de sus necesidades domésticas y/o cuando se ve obligado a destinar una parte excesiva de sus ingresos a pagar la factura energética de su vivienda".

En las últimas semanas los principales medios de comunicación, tanto en prensa, radio y televisión, se han hecho eco de este problema, que ha permanecido oculto mucho tiempo en nuestro país, y que la crisis económica ha hecho aumentar hasta llegar a superar el 10% de los hogares españoles. En nuestro número especial sobre eficiencia energética y energías renovables, tuvimos la ocasión de conocer de primera mano la opinión de Sergio Tirado, uno de los mayores expertos europeos.

Este no es un problema menor, ya que además de provocar muchos problemas de salud y empeorar la calidad de vida, según la Asociación de Ciencias Ambientales podría estar causando más muertes al año que los accidentes de tráfico en nuestro país.

La pobreza energética merece una atención específica, señala José Luis López, coordinador del Estudio de Pobreza Energética en España. No es lo mismo que lo que entendemos de forma general como pobreza, de hecho hay un gran espectro de la población afectado y que no es consciente que se encuentra en situación de pobreza energética.

José Luis pone el ejemplo de una familia media, con una hipoteca de 800 euros, con uno de los miembros en paro cobrando la prestación de 400€ y otro miembro de la familia cobrando 1000€ al mes. Entre los gastos de la hipoteca, comida, movilidad hasta el trabajo, etc pueden verse en la situación de tener que dejar de encenderla calefacción en invierno. Y si la encienden, posiblemente gasten un porcentaje importante de sus ingresos a pagar la factura energética de su vivienda. Máxime sabiendo que la gran mayoría de las viviendas españolas son muy poco eficientes energéticamente y el incremento de los precios de la energía en los últimos años. Esta familia estaría en situación de pobreza energética, aunque no se la pueda considerar una familia pobre.

Ayer por la tarde se debatía en el Congreso una propuesta de ley presentada por el grupo parlamentario de Izquierda Plural, y defendida por Laia Ortíz, con diferentes medidas para luchar contra lapobreza energética. La misma no fue tomada en consideración debido a los votos en contra del Partido Popular, con mayoría absoluta en esta cámara.

 

Intervención de Laia Ortiz en el Congreso

El mismo día, por la mañana tenía lugar en la sede del PSOE una jornada sobre "El derecho ciudadano al agua y la energía". En la misma se presentaron las conclusiones del estudio sobre Pobreza energética en España de la Asociación de Ciencias ambientales. El responsable de Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, alertaba en la jornada de que algo falla cuando el Estado es reticente a reconocer y a garantizar el acceso de los ciudadanos a estos derechos sociales básicos, puesto que ello solo contribuye a alejar a los ciudadanos de la política y a agravar la situación de las familias más desfavorecidas.

El debate, se trasladó a las redes sociales, especialmente a Twitter, dónde ayer se escribieron más de 2.000 tuits con la etiqueta "PobrezaEnergética".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de