El Vicepresidente Segundo y Consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, y el Presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, han firmado un convenio de colaboración que contempla la puesta en marcha de actuaciones dirigidas a promover el desarrollo de la movilidad eléctrica en la comunidad autónoma.

El protocolo, cuya vigencia será de dos años, tiene como ejes fundamentales la definición e instalación de la red de recarga en espacios públicos de la región y la adaptación del desarrollo de las redes de distribución eléctrica para atender estas nuevas necesidades. Este documento permite desarrollar convenios específicos de desarrollo concreto para dotar de puntos de recarga en distintas ciudades de Castilla y León.

60 puntos de recarga

Ambas entidades determinarán no sólo los mejores emplazamientos, sino también el número de puntos de recarga  necesarios para prestar correctamente este nuevo servicio en la comunidad. 

La compañía eléctrica creará aproximadamente 60 puntos de recarga en los principales edificios públicos de la Junta de Castilla y León que estén incluidos en su zona de distribución y utilizarán las redes de distribución de energía eléctrica como solución a las necesidades de recarga y a su conexión con la posible telegestión y redes inteligentes. Por otra parte, se acuerda facilitar y agilizar las gestiones que competen a la Junta e Iberdrola para la instalación de esta infraestructura.
 
Además de contribuir al diseño, lanzamiento e implementación de campañas de promoción y difusión del vehículo eléctrico, el protocolo de colaboración firmado por ambas entidades servirá como lanzadera para incorporar, en la medida de lo posible, vehículos de combustible eléctrico a la flota de vehículos oficiales del Ejecutivo regional. Otro punto importante en la firma de dicho protocolo es el compromiso de colaboración por ambas partes para definir el desarrollo y la aplicación de la normativa referente a los puntos de recarga presentes en la comunidad de Castilla y León.
 
El acuerdo rubricado desarrolla nuevos procesos de innovación y tiene como objetivo prioritario contribuir a la mejora del medio ambiente, a través de la progresiva sustitución de combustibles contaminantes por energías limpias. También enriquecerá la competitividad dentro del mercado energético y convertirá a la comunidad en una región de referencia europea en cuanto al porcentaje de implantación de puntos de recarga que ofrecen movilidad eléctrica a los usuarios de vehículos de energía alternativa.
 
Reemplazar el petróleo por electricidad

El desarrollo de este medio de transporte eléctrico contribuye a reemplazar el petróleo como fuente de energía primaria, reduce las emisiones, es más eficiente, favorece la penetración de las energías renovables, etc. Hay que recordar que Castilla y León es la primera comunidad autónoma española en potencia instalada de generación eléctrica a través de energías renovables.
 
Desde el año 2001, la Junta de Castilla y León ha concedido ayudas por valor de más de 2,5 millones de euros en materia de eficiencia energética en el sector del transporte, en el marco del I y II Plan de Ahorro y eficiencia energética de Castilla y León. Desde el origen de estas ayudas la comunidad ha registrado un claro incremento en el número de ventas de vehículos híbridos y eléctricos. El I Plan de Ahorro y eficiencia energética supuso un ahorro equivalente a 135.440 litros de gasolina y una inversión inducida de 3,35 millones de euros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de