Sicre criticó la ausencia de diálogo del Gobierno con el sector y llegó a lamentar la adopción de unas medidas "dictatoriales y equivocadas" que no solo suponen un "grave error" al dañar especialmente a la eólica, sino que también son, a su juicio, ilegales.

Por este motivo, anunció que la AEE acudirá "si es necesario" a los tribunales para denunciar los recortes, a pesar de que la judicialización "no es el mejor camino y no es bueno para nadie". Las últimas medidas son retroactivas, quiebran el principio de rentabilidad razonable y generan inseguridad y pérdida de confianza, dijo.

Para evitar este conflicto, animó al Congreso a votar en contra del real decreto ley en el que se elimina la revisión con IPC de actividades reguladas y se impide a las renovables ir al mercado más prima, limitando el cobro de la retribución a una tarifa regulada.

Además, la asociación "iniciará acciones en la UE" y, de hecho, "ya se ha dirigido" a las instituciones comunitarias al entender que se está produciendo una infracción de las directivas en las que se obliga a incentivar las renovables.

Recorte sobre recorte

El nuevo impuesto del 7% a la producción y los últimos recortes se suman a la reducción del número de horas con derecho a prima aplicada a la eólica en 2010, que supuso un descenso del 35% en su retribución, indicó la presidenta de la asociación.

El sector esperaba la finalización de este recorte de 2010 el pasado 31 de diciembre de 2012, e incluso mantuvo una reunión con el exsecretario de Estado de Energía, Fernando Marti, en la que se le dio a entender este aspecto e incluso se le enseñó un borrador normativo que lo confirmaba.

"No vamos a recuperar" este recorte del 35%, lamentó Sicre. "Nos dijeron que a lo instalado no lo iban a tocar, que no iba a haber nada más, y había incluso un borrador en el que se decía que se recuperaba" en 2013, aseguró.

15.000 empleos menos

La eólica, que fue la primera fuente de generación eléctrica durante el último trimestre, ya ha perdido 15.000 empleos desde 2008 y ahora teme una merma similar, con lo que actual fuerza de trabajo de 17.000 trabajadores acabaría diezmada. El sector llegó a emplear a 41.000 trabajadores y ahora lucha por su supervivencia.

"Algunas empresas tienen problemas para pagar la deuda y los bancos empiezan a estar preocupados", aseguró Sicre, quien también recordó que hay empresas de renovables cotizadas que han sufrido caídas en Bolsa de "dos dígitos" tras los últimos recortes. "Los números no salen y no hay opción para nuevas inversiones", indicó.

Frente autonómico

Sicre ofreció la rueda de prensa acompañado de los presidentes de las distintas asociaciones autonómicas, quienes describieron las acciones que desarrollan para denunciar los recortes y que animan a los gobiernos autonómicos a presentar recursos de anticonstitucionalidad, no solo en las comunidades no gobernadas por el PP, como Canarias, Andalucía o Cataluña, sino en otras como Galicia críticas con estos recortes pese a su color político.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de