Así, el informe “Resultados y perspectivas nucleares 2012: un año de energía nuclear”, ha señalado que los reactores españoles, que tienen una potencia de 7.854 megawatios, el equivalente al 7,2% de la potencia instalada, produjeron un 6,4% más que el año anterior.

Además, de acuerdo con los indicadores globales de funcionamiento de las centrales nucleares, las plantas atómicas tuvieron un factor de carga del 88,82% ; estuvieron disponibles el 89,84% del tiempo; y su factor de operación alcanzó el 90,60% . Mientras, estuvieron no disponibles de manera no programada el 1,33% del tiempo.

Según el Foro de la Industria Nuclear, la producción de electricidad de origen nuclear en todo el mundo, donde funcionan 438 reactores en 31 países, alcanzó los 2.353 terawatios hora, es decir, el 14% de la electricidad total consumida en el planeta.

Finalmente, la organización opina que en la actualidad se asiste a "un cambio en los fundamentos del sistema energético global a 2035, siendo uno de los aspectos significativos un replanteamiento de la opción nuclear en algunos países y señales de una mayor importancia de las políticas de eficiencia energética".

El presidente de Foro de la Industria Nuclear Española, Antonio Cornadó, ha explicado que "el consumo de electricidad en España está condicionado por la situación económica del país" y, por lo tanto, "en 2012 la demanda eléctrica ha descendido un 1,1% respecto a 2011". "Las cifras nos indican que el consumo ha descendido a niveles de 2005 con las consecuencias que se derivan para el parque de generación", ha apostillado.

En cualquier caso, confía en que en 2013 "comiencen a apuntarse síntomas de inflexión, para que la economía española recupere la tendencia del crecimiento y así se refleje en el consumo de electricidad". Cornadó ha señalado que la Unión Europea está analizando el futuro de la energía nuclear y la necesidad de un modelo que ayude a mantener y mejorar la competitividad de las empresas e industrias de la UE.

"Las consideraciones no son sólo económicas, ya que también incluyen factores de protección del medio ambiente. La Comisión tiene la indicación de elaborar un plan energético que apunte a 2035. La conclusión inmediata es que el parque actual de centrales nucleares debe seguir en funcionamiento para lograr los objetivos fijados", ha sentenciado.

El futuro de Garoña

Por otra parte, el presidente de Foro de la Industria Nuclear Española ha afirmado que la reforma energética "se está formulando desde un punto de vista de mejora de la competitividad, a través de la introducción de criterios económico-financieros, así como con la protección del medio ambiente".

Sin embargo, dice que, en este contexto, "llama la atención la situación creada respecto a la central de Santa María de Garoña, cuyo futuro puede estar en entredicho por motivos que no tienen que ver con su seguridad, funcionamiento o la forma en que es gestionada".

En este sentido, ha asegurado que "la industria nuclear tiene un papel protagonista en el horizonte del futuro energético de España" y añade que "puede seguir aportando valor a nuestro sistema eléctrico desde las premisas de la seguridad, el desarrollo tecnológico y la mejora continua en la gestión".

El texto especifica que durante 2012 la producción bruta de energía eléctrica de la central nuclear de Santa María de Garoña fue de 3.879,68 millones de kWh, con unos factores de carga y de operación del 94,78% y 95,05% , respectivamente. "De esta forma, la central se sitúa por encima de la media de los reactores nucleares de su misma tecnología a nivel mundial", ha anotado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de