La Agencia ha recordado en una nota que la eficiencia energética, junto a las energías renovables, constituye un "factor clave" en la consolidación del modelo energético sostenible impulsado por la Junta de Andalucía siguiendo la estrategia europea "20-20-20", que incluye una reducción del consumo energético del 20 por ciento en el marco comunitario para el año 2020.

Apunta que "prueba de la importancia de la eficiencia energética es la creación de su efeméride el día 5 de marzo, la cual conmemora la primera conferencia internacional sobre Eficiencia Energética, que congregó a más de 350 expertos y líderes de 50 países en Austria en 1998". Durante este encuentro se abordaron estrategias para enfrentar la crisis de energía y encontrar posibles soluciones. Así, la eficiencia energética se consolidó como "una de las políticas más adecuadas para combatir el cambio climático y conseguir de sociedades sostenibles, junto con el desarrollo de energías renovables y una política de transporte menos agresiva con el medio".

La Agencia indica que "casi sin darnos cuenta, un 10 por ciento de la energía que se consume en casa se derrocha, lo que supone una pérdida aproximada de 400 millones de euros al año en los hogares andaluces".

Advierte de que "pagar todas las luces antes de acostarse, cubrir las rendijas para impedir la fuga de energía, usar la lavadora y el lavavajillas a plena carga, o utilizar elementos de sombreado para evitar el calor (toldos, persianas, porches) son pequeñas medidas con las que evitaremos hasta un 40 por ciento de esas pérdidas de energía".

La Agencia Andaluza de la Energía indica que, "en casa, es posible ahorrar hasta 600 euros al año incorporando equipos de alta eficiencia energética cuando tengamos que renovar algún electrodoméstico y adoptando medidas sencillas que en muchos casos no suponen un coste extra". Asimismo, considera que "se debe procurar encender las luces sólo cuando sea necesario" y además cree que "lo ideal es que las bombillas sean de bajo consumo, ya que gastan hasta un 80 por ciento menos que una bombilla incandescente".

En lo que respecta a la climatización de las viviendas, usar un aire acondicionado tipo "Inverter de clase A" "es una buena idea" pero cree que "de nada sirve tener un aparato eficiente si no se pone a la temperatura adecuada", tras lo que apunta que "situar el termostato, ahora que estamos en invierno, a 20 grados, es más que suficiente, recordando que por cada grado de más que pongamos, aumentamos el consumo energético aproximadamente un ocho por ciento".

Considera que "cuando no vayamos a utilizar el ordenador durante períodos cortos podemos apagar solamente la pantalla, con lo que ahorraremos energía"y agrega que "si se prevén ausencias superiores a 30 minutos, es preferible apagarlos completamente, sin olvidar que el salvapantallas que menos energía consume es el de color negro".

Agrega que "los aparatos en standby, los que se dejan con el piloto rojo encendido, gastan más del cinco por ciento de la energía eléctrica que se consume en casa".

En la cocina, la Agencia Andaluza de la Energía recuerda que "cada que vez que se abre y cierra la puerta del frigorífico se pierde energía", por lo que considera que "es necesario un aislamiento adecuado y debemos comprobar que las gomas de las puertas están en buenas condiciones y que hacen un buen cierre".

Asimismo, recuerda que el frigorífico "es el electrodoméstico que más consume porque permanece encendido 24 horas, por eso, es muy importante fijarse en su etiqueta energética y elegirlo de clase A o superior cuando se vaya a comprar uno nuevo, la misma clasificación que deberían tener todos los electrodomésticos de casa".

"Un frigorífico de clase A++ consume en 15 años el equivalente a 503 euros frente a uno de clase G que consume 2.094 euros, mientras que en el caso de la lavadora, una de clase A gasta en 10 años 426 euros en electricidad mientras que una de clase G nos supondría un coste de 836 euros", ha agregado.

Subvenciones para ahorrar en casa

La Agencia Andaluza de la Energía ayuda a reducir el gasto de energía de los andaluces mediante un nuevo programa específico de subvenciones denominado "Ahorrar en Casa".

Éste incluye cuatro iniciativas: el conocido Plan Renove de Electrodomésticos para cambiar equipos ineficientes por otros de elevada eficiencia energética, cuya sexta edición se abrió el pasado mes de febrero e incluye ayudas a la sustitución de encimeras eléctricas por otras de inducción total; el programa de Climatización Eficiente, en el que se ofrecen subvenciones entre 800 y 7.000 euros para renovar la instalación centralizada de toda una vivienda por equipos de la mayor eficiencia energética; el Plan Renove de Ventanas, con el que se subvencionan entre 90 y 400 euros el cambio de cada ventana; y el programa de Vehículos Eficientes, en el que se ofrecen ayudas directas para la adquisición de vehículos híbridos, eléctricos puros y aquellos que utilizan carburantes más sostenibles como el gas natural y los gases licuados del petróleo (GLP).

Para beneficiarse de las ayudas que integran el programa "Ahorrar en Casa" los interesados deben dirigirse a los establecimientos colaboradores de la Agencia Andaluza de la Energía, en cuya página web se encuentra el listado oficial de empresas adheridas.

La tramitación se realiza de forma telemática y son las empresas colaboradoras las encargadas de realizar las gestiones necesarias para obtener la ayuda en nombre del beneficiario final. Esta misma página contiene además, para todos aquellos ciudadanos interesados, multitud de contenidos sobre ahorro y eficiencia, energías renovables y prospectiva energética en la comunidad autónoma.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de