PIXABAY

La pandemia del coronavirus y la revolución de las energías renovables van a cambiar la estructura del consumo energético mundial y hacer que el máximo de la demanda global de petróleo tenga lugar en el año 2028, según cuenta la consultora noruega Rystad.

La irrupción de la COVID-19 ha hecho que la entidad adelante dos años el denominado en inglés «peak oil» y que reduzca el volumen de demanda global para ese momento máximo, de 106 millones de barriles diarios (mbd) de petróleo a 102. La estimación es que en 2050 -la meta temporal que se han propuesto la Unión Europea (UE) y China, entre otros, para alcanzar la neutralidad climática- haya caído hasta los 62 mbd de petróleo.

El Pacto Verde Europeo abarca a todos los sectores de la economía, especialmente los del transporte, la energía, la agricultura, los edificios y la industria. En todos ellos, el papel de los productos petroquímicos resulta fundamental, lo que a su vez requiere el impulso de la economía circular y las materias primas sostenibles. España ha sido particularmente ambiciosa con estos objetivos.

Petróleo

El informe de Rystad explica asimismo que decisiones de distintos países de avanzar hacia la descarbonización de sus economías -como el recientemente anunciado por China- para combatir el cambio climático, van a afectar a la tasa relativa de petróleo en la demanda internacional de energía.

También pronostica una recuperación económica «lenta». La consultora prevé que la demanda global de petróleo este 2020 caiga hasta los 89,3 mbd frente a los 99,6 mbd en 2019, y que alcance los 94,8 mbd en 2021.

La pandemia, explica Rystad, lastra a corto plazo el consumo a causa de las restricciones, pero también va a propiciar cambios de comportamiento que van a favorecer una disminución de la demanda de petróleo en el largo plazo.

Fuente: El Periódico de la Energía,

Artículo de referencia: https://elperiodicodelaenergia.com/el-peak-oil-se-adelantara-a-2028/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de