Las comunidades autónomas de Cantabria y La Rioja, más de 150 municipios y numerosas plataformas ciudadanas de todo el estado que se oponen a esta técnica de extracción de gas no convencional, cara, peligros e insostenible.

La oposición a la fractura hidráulica del subsuelo, para obtener gas sigue creciendo rápidamente en todo el Estado, las comunidades autónomas de Cantabria y La Rioja, así como las provincias de Soria y Valladolid ya se han declarado libres de “fracking”  y más de 150 municipios de todo el Estado también lo han hecho, cerca de 30 plataformas ciudadanas trabajan incesantemente para informar y concienciar a la ciudadanía y autoridades de los graves e irreversibles daños que conlleva extraer gas mediante esta técnica.

La técnica de agujerear el subsuelo

El “fracking” es un término anglosajón creado para referirse a la técnica de fracturación hidráulica destinada a la extracción de gas no convencional. Consiste en la extracción de gas natural mediante la fracturación de la roca madre (pizarras y esquistos). Para extraer el gas atrapado en la roca se utiliza una técnica de perforación mixta: en primer lugar se perfora entre 3 y 4 Km. en vertical y después se perfora varios kilómetros en horizontal ( de 2 a 5 Km). Entonces se inyecta agua con arena (98%) y una serie de aditivos químicos altamente contaminantes y nocivos (2%) a gran presión. Esto hace que la roca se fracture y el gas liberado ascienda a la superficie a través del pozo. El proceso se repite a lo largo de la veta de roca rica en gas. Parte de la mezcla inyectada vuelve a la superficie (entre un 15 y un 85 %) y una gran parte, cerca del 50 % de media queda inyectada en la tierra.

Un fiasco en EE.UU.

Mediante las experiencias acumuladas en EE.UU. y numerosos informes técnicos, entre ellos uno realizado por el Parlamento Europeo, se ha demostrado que el “fracking” comporta graves e irreversibles riesgos de contaminación de acuíferos y aguas superficiales, que provoca seísmos, contaminación atmosférica, contaminación de tierras, gran impacto paisajístico en superficie debido al montaje de las plataformas de extracción y se constata que existen graves peligros para la salud humana, el medio ambiente, la industria agroalimentaria y el sector turístico, afectando negativamente al bienestar de las personas y al desarrollo económico.

Además el “fracking” está considerado como actividad de dudosa rentabilidad y su rendimiento económico responde más a maniobras especulativas dentro del stock bursátil de la energía que a la búsqueda de una solución real a la crisis energética y económica que sufren los ciudadanos.

Disenso social

Por estos motivos los grupos de oposición al “fracking” consideran que dicha técnica debería ser prohibida en todo el Estado y que el gobierno central está incurriendo en una grave irresponsabilidad al promover y permitir que se produzca la explotación de gas  mediante la técnica del “fracking” pasando por encima de la voluntad de comunidades autónomas, municipios y plataformas ciudadanas.

Este comunicado lo suscriben y firman:

Plataforma Andalucía Libre de Fracking
Plataforma Jaen Libre de Fracking
Campos de Hellín Contra el Fracking
Plataforma Stop Fracking Extremadura
Plataforma Teruel Sin Fractura
PAF Castelló
Plataforma Asturiana Antifracking
Riudaura Junts Contra El Fracking



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de