La Federación de Compañías Eléctricas de Japón ha anunciado este jueves que la dependencia del país de la energía nuclear ha descendido hasta el 10,7% en el último año fiscal, que finalizó en marzo, la cifra más baja desde 1977. El drástico descenso del consumo de este tipo de electricidad radica en el accidente que sufrió la central nuclear de Fukushima-1, a causa del terremoto y posterior tsunami que sacudió la costa noreste del país el 11 de marzo de 2011.

La federación ha dicho que el uso total fue de 955.000 millones de KW, un 5% menos que el año anterior. Tras el accidente en Fukushima-1, el resto de reactores se fueron apagando gradualmente. Por el contrario, la generación de electricidad termal aumentó hasta el 39,5%, lo que supuso un aumento de alrededor de diez puntos porcentuales respecto al año anterior, según ha informado la cadena pública japonesa NHK.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de