El consorcio completo del proyecto se reunió en Ljubljana (Eslovenia)  para presentar los resultados científicos y tecnológicos del trabajo realizado durante los últimos 3 años en la Final Review. Además de presentar los resultados de manera teórica también se realizaron demostraciones prácticas que muestran todos los niveles de aplicación del sistema Smartv2G, desde el usuario final de vehículo eléctrico, pasando por las infraestructuras de recarga inteligente hasta las distribuidoras.

Este sistema tendrá beneficios tanto para los usuarios, que podrán vender la energía que no consumen, como para las compañías distribuidoras, que podrán disponer de nuevos elementos de generación eléctrica que aseguren energía suficiente para suministrar en caso de problemas de sobrecarga en la red.

Otra de las novedades de este  proyecto de investigación es la interacción con los usuarios finales. Éstos podrán disponer a través de sus teléfonos móviles o tablets de un servicio personalizado que les permitirá tener información sobre el histórico de recargas que han hecho, conocer el estado de la batería en cada momento, localizar las estaciones de recarga más cercanas y reservar a una hora determinada.

La reunión contó con la participación del consorcio completo de SMARTV2G, formado por un equipo multidisciplinar de centros de investigación y universidades como Fraunhofer ESK (Alemania), Universidad de Roma La Sapienza (Italia) y el Instituto Tecnológico de la Energía (España) y empresas como Elektro Ljubljana (Eslovenia), Technomar Gmbh (Alemania), ETREL (Eslovenia) y CIT (España).

Además, también asistierón por parte de la Comisión Europea, la Officer, Ms Myriam Coulon y los tres reviwers: Mr Enrique Dede, catedrático de la Universidad de Valencia, Mr Tankut Acarman, de Galatasaray University, y Mr Thomas Vögele, investigador senior de Robotic Labor.

El proyecto SMARTV2G está financiado por la Unión Europea a través del 7º Programa Marco. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de