Investigadores de dos centros del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST) trabajan en un proyecto para obtener energía a partir del hidrógeno producido mediante hidrólisis del agua, con energía obtenida por fotosíntesis artificial con materiales compuestos de carbonol informa Efe.

Según ha informado el BIST en un comunicado, "el hidrógeno tiene el potencial para ser una energía limpia y, si se genera a partir de la hidrólisis del agua y la luz solar, sería una fuente inagotable". "No obstante, la obtención del hidrógeno a partir del proceso de hidrólisis siempre ha sido cara ya que el proceso consumía mucha energía y los catalizadores se basaban en metales preciosos como el platino", ha aclarado el BIST.

El proyecto -llamado SOLHYCAT- está basado en dos partes: la primera es la llevar a cabo la hidrólisis, mientras que la segunda es la obtención de energía para llevar a cabo la hidrólisis del agua. Según el BIST, "el reto se sitúa hoy en conectar de manera efectiva y eficiente las nanopartículas semiconductoras con los catalizadores, de manera que se obtenga un proceso económicamente viable y escalable a nivel industrial, que permita utilizar el hidrogeno como energía alternativa a los combustibles fósiles".

Para obtener la energía necesaria para llevar a cabo la hidrólisis, los científicos han desarrollado unas nanopartículas capaces de absorber la luz solar y transformarla en cargas eléctricas separadas siguiendo el modelo de fotosíntesis natural. Por otro lado, el equipo del BIST también ha desarrollado catalizadores moleculares de la energía a partir de metales económicos como el níquel o el cobalto, que sustituyen a los metales preciosos anteriores.

Los investigadores han propuesto el uso de nanoestructuras de carbono como plataforma para la transferencia de carga eléctrica entre las nanopartículas y los catalizadores. La coordinadora científica del proyecto, Carolina Gimbert ha señalado en este sentido que "lo que necesitamos es un material que nos de una transferencia de carga suficientemente rápida como para que no se pierda energía en el proceso".

"Materiales como el grafeno o los nanotubos de carbono son excelentes candidatos, con conductividades adecuadas y que, además, son económicos", ha añadido Gimbert. Finalmente, la coordinadora científica del proyecto ha anunciado: "si el proyecto prueba su eficacia, abriremos el camino para un cambio radical en la producción de hidrógeno como fuente de energía".

En el proyecto SOLHYCAT colaboran dos equipos de investigación del BIST, el primero es el equipo coordinado por el doctor Víctor F. Puntes, del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2), que se encarga del desarrollo de las nanopartículas que absorben la luz solar. El segundo grupo de investigación es el equipo del doctor Antoni Llobet, del Instituto Catalán de Investigación Química (ICIQ), que se encarga del desarrollo de los catalizadores moleculares compuestos por metales económicos.