Esta actuación -que supone una inversión superior a los 84.000 euros y está enmarcada en las políticas de Ahorro y Eficiencia Energética del Gobierno regional- tiene como objetivo la instalación de 17 puntos de recarga (postes-enchufe) en la ciudad. De ellos, un total de 13 estarán ubicados en aparcamientos subterráneos y el resto en superficie.

Durante la firma, el consejero ha destacado que Albacete “vuelve a ser, una vez más, pionera en sostenibilidad y la instalación de esta red de infraestructura pública de carga de vehículos eléctricos es un paso fundamental para potenciar el uso del vehículo eléctrico, y con ello contribuir a la lucha contra el cambio climático mediante una notable reducción de emisiones contaminantes”.

El contenido de este convenio se encuadra en una serie de actuaciones orientadas a reducir el consumo de energía en el transporte. Entre ellas, se encuentran la realización de seminarios sobre gestión de flotas; ayudas para la realización de auditorias energéticas de estas mismas flotas; subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos o a gas, y cursos de conducción eficiente, entre otras.

El Gobierno regional lleva tres años ofreciendo ayudas para la compra de vehículos eléctricos, que asciende a 2.000 euros en turismos y en mayor cantidad para vehículos industriales (depende del precio del vehículo y su tonelaje).

Asimismo, Sánchez Pingarrón ha explicado que “para su instalación se realizará un estudio previo que determine los lugares más adecuados para la instalación y la modalidad de uso. Estos puntos dependerán de los flujos de tráfico y movilidad de la ciudad, así como de la existencia próxima de un punto de conexión eléctrica a la red de distribución de la ciudad, que cuente con las suficientes garantías técnicas”.

En superficie se barajarán sitios como hipermercados, polígonos, zonas céntricas y algún punto de la circunvalación, ya que son lugares donde se puede dejar el vehículo el suficiente tiempo como para que recargue y además con reserva de plaza de aparcamiento. Y los puntos subterráneos se instalarán, probablemente, en aparcamientos subterráneos de concesión municipal.

Además de Albacete, ha anunciado el responsable autonómico, Cuenca y Toledo también han manifestado interés por contar con estas “electrolineras”.

Políticas de ahorro y eficiencia energética

En este sentido, Sánchez Pingarrón ha señalado que “el Ayuntamiento de Albacete, adherido a la carta de Aalborg y a las distintas redes que trabajan en desarrollo sostenible y lucha contra el cambio climático, es el mejor ejemplo del compromiso del Gobierno de Castila-La Mancha con el impulso de políticas de desarrollo sostenible, ya que además el sector del transporte es el más contaminante”.

El fomento del ahorro y la eficiencia energética, con más de 59,3 millones de euros ya invertidos, presenta una dotación total de 110,5 millones de euros (2005/2012), con un 77 por ciento de ayudas procedentes del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía; Ministerio de Industria, Turismo y Comercio).

Aparte de actuaciones en transporte, se realizan actuaciones en servicios públicos (alumbrado), equipamientos de hogares más eficientes (Planes Renove), edificación (auditorias en edificios públicos e implantación de sistemas de gestión energética), industria (mejores sistemas de producción), y agricultura (planes sobre uso más eficiente de la energía).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de