PIXABAY

La energía eólica seguirá mostrando un crecimiento récord durante los próximos cinco años a pesar de los impactos de la crisis del COVID-19, y hará una contribución crucial a la recuperación económica.

Según las últimas perspectivas de mercado publicadas por GWEC Market Intelligence, se espera que se instalen 71,3 GW de capacidad de energía eólica en 2020 a pesar de los impactos de COVID-19, cifra que representa solo una reducción del 6% con respecto a las previsiones anteriores a la pandemia COVID-19 del primer trimestre de 2020 y que supone, a su vez, un aumento significativo sobre las predicciones originales que esperaban que las instalaciones de energía eólica se redujeran hasta en un 20% debido a la pandemia, lo que demuestra la resistencia de la industria eólica en todo el mundo.

De 2020 a 2024, el mercado mundial acumulado de energía eólica crecerá a una tasa anual compuesta del 8,5% e instalará 348 GW de nueva capacidad, lo que elevará la capacidad total de energía eólica mundial a casi 1.000 GW a finales de 2024, lo que representa un aumento. del 54% para el total de instalaciones de energía eólica en comparación con 2019.

Si bien algunas fechas de finalización de proyectos se han retrasado hasta 2021 debido a la pandemia, se espera que el próximo año sea un año récord para la industria eólica con 78 GW de nueva capacidad eólica proyectada para 2021. Más del 50% de la capacidad eólica terrestre agregada entre 2020 y 2024 se instalará en China y Estados Unidos, liderada por las prisas de instalación para cumplir con los plazos de los subsidios.

Energía eólica

El sector eólico marino se ha protegido en gran medida de los impactos de la crisis de COVID-19. GWEC Market Intelligence ha aumentado su pronóstico para la energía eólica marina en un 5 por ciento hasta 6.5 GW de nuevas instalaciones en 2020, otro año récord para la industria, debido a las prisas de las instalaciones en China. Hasta 2024, se espera instalar más de 48 GW de nueva capacidad eólica marina, y se prevé que se instalen otros 157 GW de 2025 a 2030.

Ben Backwell, director ejecutivo de GWEC dijo: “Si bien la crisis del COVID-19 ha afectado a todas las industrias del mundo, la energía eólica ha seguido creciendo y prosperando. Esto no es ninguna sorpresa dada la competitividad de costos de la energía eólica y la necesidad de reducir rápidamente las emisiones de carbono. Las industrias de combustibles fósiles enfrentan fluctuaciones del mercado y requieren rescates para mantenerse a flote, mientras que las turbinas eólicas han seguido girando y proporcionando energía limpia y asequible a los ciudadanos de todo el mundo”.

Gracias a la naturaleza localizada de las cadenas de suministro de energía eólica y la construcción de proyectos, el sector ha seguido generando miles de millones en inversión local y miles de puestos de trabajo para apoyar la recuperación económica. Sin embargo, para aprovechar todo el potencial de la energía eólica para impulsar una recuperación ecológica, “los gobiernos deben garantizar que los mercados y las políticas energéticas permitan un aumento continuo de la inversión en energía eólica y otras energías renovables, al tiempo que desincentivan la inversión en industrias de combustibles fósiles caras y en declive”, añadió Backwell.

China y EEUU

Feng Zhao, director de estrategia de GWEC, comentó: “China y EEUU seguirán siendo los dos principales mercados que impulsarán el crecimiento durante los próximos años. Hemos aumentado o mantenido nuestras previsiones para la energía eólica terrestre en regiones como América Latina, América del Norte, África y Oriente Medio durante los próximos cinco años, con solo disminuciones menores en Asia Pacífico y Europa. Sin embargo, estas reducciones no son necesariamente un impacto directo de COVID-19, sino también un síntoma de problemas regulatorios preexistentes, como los procedimientos de permisos prolongados, que están ralentizando las instalaciones. En particular, la energía eólica marina ha demostrado su resistencia al superar nuestras previsiones prepandémicas para 2020, y será una fuente importante de crecimiento en la próxima década”.

El sector ha asistido a una serie de compromisos de neutralidad de carbono por parte de las principales economías como China, Japón y Corea del Sur durante las últimas semanas. Dado que la energía eólica es una tecnología clave para la descarbonización, estos objetivos aumentarán el pronóstico para la energía eólica en las próximas décadas.

Sin embargo, deben existir los marcos normativos y de políticas propicios adecuados para acelerar el crecimiento de las energías renovables y cumplir estos objetivos. China, el mercado más grande del mundo y el mayor emisor de carbono, se compromete a ser neutral en carbono para 2060. Para tener la oportunidad de lograr este objetivo, debemos instalar 50 GW al año en China desde ahora hasta 2025, y luego 60 GW a partir de 2026.

Fuente: José A. Roca / El Periódico de la Energía,

Artículo de referencia: https://elperiodicodelaenergia.com/la-industria-eolica-mundial-resiste-a-la-crisis-del-coronavirus-e-instalara-713-gw-en-2020/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de