La Compañía ha adaptado, asimismo, 14.500 centros de transformación, incorporando capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

Tras alcanzar este hito, la Empresa habrá renovado el 35% de su parque de contadores dentro del año 2014, cumpliendo con el plan definido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. En su conjunto, esta iniciativa culminará en el año 2018 y supondrá una inversión global de alrededor de 2.000 millones €, que incluye la sustitución de 10,3 millones de contadores y la adaptación de unos 80.000 centros de transformación.

La Compañía persigue un doble objetivo mediante el proyecto STAR. Por un lado, cumplir con la legislación en el desarrollo de la telegestión y, por otro, aprovechar este despliegue para evolucionar tecnológicamente y mejorar su red de distribución. De esta forma, IBERDROLA se convierte en la primera empresa del mundo que alcanza este volumen de contadores inteligentes instalados y conectados, habiendo adaptado, al mismo tiempo, su red de distribución mediante la necesaria incorporación de supervisión en tiempo real y automatización.

Desde que en 2010 comenzó este despliegue, en la ciudad de Castellón, IBERDROLA ha procedido a implantar esta tecnología en el resto de regiones y ya ha emitido un total de 18,7 millones de facturas basadas en las lecturas remotas a través de la telegestión.

Además, los clientes que ya cuentan con estos equipos de medida inteligente pueden conocer, dándose de alta en la página web de Iberdrola Distribución Eléctrica, su consumo, compararlo con el de otros clientes de su zona o comunidad autónoma e, incluso, realizar búsquedas en su histórico.

Gracias a esta red inteligente, IBERDROLA está detectando con éxito y de forma mucho más temprana incidencias en la red y procediendo a su reconfiguración a distancia y de forma automática, con lo que mejora la calidad del servicio, reduce las pérdidas y aumenta la localización del fraude.

Cabe destacar que la instalación de las redes inteligentes supone también una nueva oportunidad de generar empleo para numerosas empresas que suministran al sector eléctrico, por lo que sirve de elemento tractor para el desarrollo económico de España. En este sentido, la Compañía ha adjudicado, a lo largo de los últimos años, contratos relacionados con la red inteligente a diferentes fabricantes y proveedores por un importe de 450 millones de euros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de