La asociación presenta junto con los productores de energía sostenible sus propuestas para la ley de energía limpias.

Fijan en un 30% la producción sostenible, para 2020

Por Eva San Martínesanmartin@ambientum.com

La nueva Ley de Eficiencia Energética y Energía Renovales, que prepara el Gobierno, trata de ser un primer paso hacia la llamada Economía Sostenible. El Ejecutivo reconoce que la producción sostenible “ha adquirido una importancia creciente para los objetivos de la política energética”, convertida en una estrategia “prioritaria” que exige una nueva normativa que complete la actual.


La propuesta presentada por la asociación Greenpeace conjuntamente con la Asociación de Productores de Energía Renovales (APPA) al ministerio de Industria persigue un objetivo de alcanzar el 30% de energía renovable en 2020.

El objetivo, que muchos consideran poco exigentes, (CCOO estima en un reciente informe que en España ya una de cada tres kW que consumimos son renobales), tiene una hoja de ruta: la mitad de la electricidad generada en nuestro país sería “limpia”, el 80% de la climatización prevista para los edificios procederían de sostenibles; y el 10% del tranporte debe moverse con medios renovables para esa fecha.

Propuestas

Las propuestas que los ecologistas han hecho llegar al Ejecutivo contiene un apoyo a las primas para la producción de energía renovable “porque se ha demostrado que es el más eficaz", para la lucha contra el calentamiento.

En este sentido, proponen eliminar los “límites de potencia (excepto la gran hidráulica). Mientras reconocen el papel del Gobierno “para revisar la cuantía de las subvenciones”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de