Podría obtener los primeros permisos en 2012 y empezar a construirse en el año 2015. La capacidad instalada prevista permitirá suministrar electricidad a cerca de cinco millones de hogares y contribuir sustancialmente a los objetivos de energías renovables de Reino Unido en la lucha contra el cambio climático.

Durante los últimos 12 meses, ambas empresas han colaborado con Crown Estate en la evaluación de la zona, lo que ha desvelado el importante potencial energético del emplazamiento, así como las buenas condiciones portuarias locales y los excelentes enlaces de transporte.

Un equipo de especialistas de las dos compañías ha empezado ya a analizar los retos de ingeniería del proyecto. La intención de ambos socios es trabajar con las empresas de la zona y fomentar el empleo local, además permitirá una significativa reducción de las emisiones de CO².

Iberdrola esta presente en 23 países, es líder en su sector, tanto en potencia instalada (con cerca de 11.000 MW al cierre de 2009), como en producción (más de 21.000 millones de kWh).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de