PIXABAY

Las energías renovables están ganando terreno, entre otros motivos, gracias al apoyo por parte de los distintos Gobiernos convirtiéndola en una industria atractiva para los inversores. Si bien marzo de 2020 supuso un gran problema para el desarrollo de la transición a un modelo energético más renovable, los expertos y analistas del sector prevén que este año la capacidad instalada aumente entre un 8% y un 13% en términos de capacidad añadida y se retomará el ritmo previo a la pandemia, según datos de ING.

De hecho, el mercado de las renovables será uno de los pocos sectores que salga reforzado de la crisis. La Comisión Europea y su compromiso con la sostenibilidad ha marcado la transición energética como uno de los grandes puntos para la recuperación económica y cerca de 1 de cada 3 euros de los 140 millones que recibirá España del Fondo Europeo de Recuperación irá destinado al progreso del modelo productivo de energía.

Para IMEnergy, empresa especializada en diseño, ingeniería, suministro y construcción de plantas energéticas, una de las grandes ventajas con las que cuenta España frente a otros países europeos son sus fuentes de recursos naturales y las condiciones climatológicas favorables.

Según datos aportados a finales del mes de marzo por Red Eléctrica de España (REE), el sistema eléctrico registró el domingo 21 de marzo a las 13:37 horas un dato récord: la generación solar alcanzó los 10.255 megavatios de producción instantánea, que fue capaz de cubrir el 37,3% de la demanda peninsular.

Modelo energético

Los datos plantean nuevos retos para la gestión de la red y la incorporación al Plan Nacional integrado de Energía y Clima (PNIEC) de 6.000 MW renovables al año hasta 2030. Actualmente España cuenta con más de 44.000 kilómetros de líneas de alta tensión y 5.500 subestaciones.

El plan estratégico de REE contempla la inversión de 2.846 millones de euros en el desarrollo de una red que permita el trasporte de energía de manera eficiente, 411 millones de euros para el diseño, construcción y puesta en marcha de infraestructuras de almacenamiento y 92 millones de euros para nuevos sistemas de operación y control.

A esto hay que sumar la digitalización que cobrará ahora una mayor importancia. Según un informe presentado por RatedPower, la diversificación de las tecnologías de energía renovable es el factor más importante para el 74% de las empresas, seguido por la inversión en digitalización y en automatización (67%) y nuevos materiales (59%).

Informe de Digitalización del Sector Energético Español

El Informe de Digitalización del Sector Energético Español muestra que desde el 2014, las inversiones destinadas a la digitalización del sector energético han aumentado un 20% a nivel mundial. 

Estas tecnologías digitales son fundamentales para la transición hacia el modelo energético más sostenible y cumplir con los objetivos marcados para 2030, según el Pacto Verde Europeo, donde se pretende conseguir un aumento del uso de las renovables y disminuir la huella de carbono reduciendo las emisiones en un 55% para 2030. Un objetivo ampliado por el Parlamento Europeo, que pretende alcanzar el 60%.

Por último, José Manuel Suárez, CEO de IMEnergy, dice que “ya no podemos hablar de futuro, tenemos que hablar de presente, del presente de las renovables. Nuestro reto es lograr una energía 100% verde y autosuficiente, sin tener que depender de otros países. Estamos a la cabeza de Europa en generación de energía solar fotovoltaica, nuestros recursos naturales y los datos nos avalan y ahora solo queda cumplir con el reto de mantener lo que tenemos ofreciendo los mejores servicios y conseguir la inversión necesaria para seguir creciendo”.

Fuente: Javier Monforte / Energética21,

Artículo de referencia: https://www.energetica21.com/noticia/uno-de-cada-tres-euros-de-los-fondos-europeos-que-recibira-espana-ira-destinado-al-cambio-de-modelo-energetico-,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de