Más de un centenar de activistas celebraron en la mañana de ayer 29 de junio una asamblea con la que se cerró la primera parte del Encuentro Social Alternativo al Petróleo, ESAP, dedicada a la reflexión colectiva y propuesta de alternativas al modelo energético imperante y basado en los combustibles fósiles. Se inicia la segunda parte del ESAP, que se centrará en la realización de acciones de denuncia al XIX Congreso Mundial del Petróleo, y que tuvo un anticipo en la manifestación que recorrió en la tarde del sábado 28 el centro de Madrid.

Alrededor de ciento cincuenta activistas del Estado español celebraron en la mañana del domingo 29 de junio una asamblea de cierre a la jornada de reflexión y propuesta del Encuentro Social Alternativo al Petróleo, ESAP. Dicha jornada, celebrada en el Centro Social Patio Maravillas de la capital, consistió en la realización de treinta talleres en torno a los impactos de la industria petrolera, la geopolítica alrededor de los combustibles fósiles, y la propuesta de alternativas a los mismos. A la jornada acudieron unas 500 personas, participando en conferencias, mesas redondas y seminarios sobre, entre otros, la relación entre el petróleo y guerras e invasiones militares, los impactos de Repsol y otras multinacionales energéticas españolas en Latinoamérica o África, el pico del petróleo o propuestas para modelos de agricultura o movilidad no dependientes de los combustibles fósiles.

En la asamblea celebrada durante la mañana del domingo se han aglutinado las principales conclusiones de los diferentes talleres, y se han definido posibles estrategias de trabajo colectivo en el corto y medio plazo. Entre éstas destacan la difusión y apoyo a aquellas experiencias de resistencia en el Estado, como la Plataforma Ciudadana Refinería NO de Extremadura, así como el encausamiento judicial de empresas petroleras por los impactos de sus actividades.

Por otra parte, la manifestación celebrada en la tarde del sábado 28 en el centro de Madrid congregó a más de mil personas bajo el lema "No más sangre por petróleo". El comunicado leído al final de la manifestación denunció, entre otros, "las estrategias de manipulación de la opinión pública y el lavado de cara de las empresas petroleras", e incluyo reivindicaciones por "el derecho a la soberanía de los pueblos sobre su territorio y sus recursos" y por "modelos energéticos basados en el ahorro, la eficiencia y las renovables". Previamente, unos cien activistas se desplazaron en bicicleta al Parque del Retiro, donde el alcalde de la ciudad celebraba una recepción a los comisarios del XIX Congreso Mundial del Petróleo. Los manifestantes, de acuerdo con un portavoz del ESAP, pretendían transmitir a los más de cuatro mil delegados que asistirán al Congreso, que no son bienvenidos por tener "las manos manchadas de sangre". También denunciaron "la absoluta hipocresía del alcalde Gallardón, así como de los gobiernos autonómico y estatal, que por una parte lanzan múltiples promesas de lucha contra el Cambio Climático, mientras que abren las puertas de la ciudad a la principal industria responsable de uno de los mayores problemas globales que afronta la humanidad, y que tendrá cientos de millones de damnificados".

Se inician a partir de la tarde del domingo varias jornadas de acciones directas no violentas con las que se pretende visibilizar y denunciar los impactos del modelo energético basado en el petróleo, la manipulación informativa y política de la industria petrolera, y la falsedad de sus promesas de sostenibilidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de