Antes de iniciar el desmontaje, se realizó la extracción de los aceites, que serán gestionados por empresas especializadas y autorizadas para su tratamiento como residuo. El resto, fundamentalmente maderas, hierro y cobre, será segmentado en diferentes partes para facilitar su transporte fuera de la central para ser gestionado en las correspondientes plantas de reciclaje. Las tareas de desmontaje se prolongarán aproximadamente una semana.

Este transformador era una de las piezas originales de la central. Fabricado por Cenemesa, tenía una potencia de 185.000 kVA, y su peso total era de unos 249.000 kg.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de