Todos los apartamentos que tiene el complejo y la piscina descubierta del hotel dispondrán de agua caliente los 365 días del año sin necesitar combustible fósil ni siquiera por la noche. El Hotel Green Beach ha dotado su complejo hotelero de 160 paneles solares termodinámicos que calientan el agua a más de 50º centígrados. Las placas captan el calor de la energía del sol, del viento y de la lluvia.

Los paneles no necesitan mantenimiento ni combustible alternativo, siempre que la temperatura ambiente no descienda de los 0º, evitando así la emisión al aire de 45 toneladas anuales de CO2. Debido al elevado ahorro en combustible se estima que los paneles serán amortizados en tan sólo 4 años. El complejo de apartamentos está situado en Gran Canaria, cuyo clima hace a la zona idónea para la instalación de estos paneles. Los paneles han sido montados por la empresa gallega Solar PST.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de