A las 22.35 horas se detuvo el reactor de la central "con motivo de la activación de dos de los cuatro canales de medida de flujo neutrónico en rango de potencia". Estos canales sirven para regular la actividad del reactor. La alerta provocó la parada automática del reactor, que detectó una actividad anómala.  Se trata de una medida de seguridad. En la central de Ascó I cuentan con cuatro de estos medidores, pese a que con solamente tres se puede funcionar perfectamente, según el Consejo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de