El proyecto se realizará en Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia y Navarra, con el objetivo de impulsar el desarrollo económico y social de los territorios rurales a través de la promoción de medidas de ahorro y eficiencia energética, tanto en la producción agraria como en la gestión de los residuos, mejorando así su competitividad y la calidad de vida de la población rural. En este sentido, el programa promoverá el uso de energías limpias, como la biomasa, fomentando de esta manera una nueva cultura energética en el medio rural.

Proyecto EURENERS2

Para alcanzar estos objetivos, el proyecto "EURENERS2" potenciará el uso de las redes sociales, dentro de las Tecnologías de la Información, de manera complementaria a los sistemas tradicionales de comunicación, así como la implantación de elementos audiovisuales y metodologías de sensibilización en los territorios afectados.

Además, la iniciativa incluye el desarrollo de una herramienta informática que, una vez recogidos y evaluados los datos de CO2 de las explotaciones agrarias y ganaderas, permita la implantación de Agrosistemas Comarcales Sostenibles, para el ahorro y la eficiencia energética. De manera paralela, se diseñará la "Red Infoenergía Eureners", para la unificación y transferencia de datos sobre la reducción de emisiones de CO2.

Por último, el proyecto contempla la puesta en marcha de un programa de formación, territorial y trasnacional, por medio de cursos y congresos, así como el establecimiento de mecanismos de seguimiento y evaluación de los trabajos realizados.

La Red Rural Nacional

Los proyectos de cooperación interterritorial y tansnacional se enmarcan en la Red Rural Nacional, que persigue entre sus objetivos aumentar la capacidad de desarrollo endógeno de los territorios rurales, potenciando el enfoque ascendente y la construcción de una gobernanza territorial.

Para ello el MARM puso en marcha en 2008 una convocatoria de ayudas a la cooperación interterritorial y transnacional, destinada a los grupos de acción local, con objeto de promover actuaciones singulares concretas, convirtiendo así a la Red Rural Nacional en depositaria de buenas prácticas al objeto de dinamizar la actividad de los sectores, colectivos, organizaciones, e instituciones vinculadas al medio rural.

Se trata de que, mediante proyectos de cooperación, siempre en un ámbito de implicación de grupos de acción local radicados en varias comunidades autónomas, el medio rural, con sus instituciones y, sobre todo, con su población, una vez organizada bajo la fórmula de grupos de acción local se relacione con otros territorios rurales para analizar sus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades, intercambiar puntos de vista, abordar objetivos comunes, evaluar su actuación y diseñar nuevos objetivos y nuevos planes de trabajo conjuntos, convencidos de que la cooperación es un paso adelante como instrumento de desarrollo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de