En el proyecto, denominado "Surtidor", también participan Iberdrola y Endesa, y cuenta con un presupuesto de 3,51 millones de euros, financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través del Plan Avanza.

La “electrolinera”, que ya ha sido bautizada como “Coffee & Charge” (Toma un café y carga), "permitirá afrontar el recorrido de largas distancias a los coches eléctricos".
 
Se busca cubrir la franja de demanda de estaciones de recarga que queda entre las que se instalarán en el domicilio particular, y que se utilizarán fundamentalmente en horario nocturno y supondrán un tiempo aproximado de unas ocho horas, y las que se colocarán en el lugar de trabajo, centros comerciales y otros lugares públicos, con tiempos de recarga que se estiman en entre tres y cuatro horas.
 
El consorcio investigador, además de por las mencionadas empresas, está formado por Automovilidad-Grupo Atisae, Talleres Herga,la Universidad de Oviedo, el Centro de Innovación Tecnológica en Convertidores Estáticos y la Universidad Politécnica de Cataluña.
 
El proyecto, se desarrollará en dos fases en Valencia, Madrid, Sevilla, Gijón y Barcelona, y tiene previsto finalizar antes de que concluya el ejercicio 2012.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de