El denominado proyecto PRICE, que beneficiará a las más de 500.000 personas a las que dan servicio ambas compañías en esta zona, conllevará la instalación de unos 200.000 contadores inteligentes -100.000 por parte de cada compañía- y la modificación de 1.600 centros de transformación para adaptarlos a este nuevo modelo de distribución de electricidad.

Esta iniciativa cuenta con la colaboración del Ministerio de Ciencia y Tecnología a través del programa INNPACTO 2011, cuyo objetivo es impulsar la cooperación entre organismos de investigación y empresas para la realización conjunta de proyectos de I+D+i.

El presupuesto del proyecto de redes inteligentes PRICE, que supera los 34 millones de euros, será financiado por el citado ministerio mediante préstamos –21 millones de euros– y subvenciones -3 millones euros-, compartiendo los 10 millones euros restantes Iberdrola y Gas Natural Fenosa a partes iguales.

La iniciativa, cuyo desarrollo se prolongará hasta finales de 2014, no sólo contribuirá a mejorar la operación y el mantenimiento de la red, optimizar la progresiva integración de la energía renovable y de la generación distribuida y facilitar la incorporación de los vehículos eléctricos sino que permitirá a las comercializadoras ofrecer nuevos servicios a sus clientes.

En PRICE participan otros 22 socios, entre los que se figuran proveedores industriales y de tecnologías de la información, centros de investigación y universidades, además de Red Eléctrica de España (REE), el operador del sistema eléctrico nacional.

Un proyecto con cuatro ejes de actuación

Esta ambiciosa iniciativa impulsada por las dos compañías eléctricas de referencia en la Comunidad de Madrid incluye cuatro ejes de actuación. Por un lado, se trata de dotar a las actuales infraestructuras de distribución de los elementos necesarios para convertirlas en redes inteligentes, para que puedan ser supervisadas y operadas a distancia. Por otro, se aprovechará la instalación de contadores inteligentes para lograr una gestión remota del consumo y de la generación en baja tensión, lo que permitirá reducir las pérdidas y mejorar los desequilibrios en la red.

Asimismo, y en lo relativo a propiciar la incorporación de la generación distribuida en el sistema, está prevista la creación de centros de control que permitan optimizar y supervisar la producción eléctrica de terceros que se vierte en las redes tanto de Iberdrola  como de Gas Natural Fenosa en esta zona de la Comunidad de Madrid y de Guadalajara. Con este objetivo, también se instalarán los elementos necesarios en dos líneas de media tensión que permitan controlar el flujo de potencia y la tensión de la misma.

Por último, el proyecto PRICE contempla la realización de un estudio de movilidad sostenible, la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos y la creación de dispositivos de control y gestión del consumo en algunas viviendas para evaluar la respuesta ante programas de gestión de la demanda encaminados a modular el consumo según las tarifas.

Las redes inteligentes traerán numerosas ventajas para los clientes, ya que van a permitir la prestación de diversos servicios a distancia como la lectura de su consumo en tiempo real, la tramitación de las altas o bajas de los contratos o la modificación de la potencia contratada. También van a fomentar la participación de los clientes en el mercado eléctrico, tanto en la generación como en el consumo, dado que éstos contarán con la información necesaria para poder modular el mismo y contribuir a incrementar la eficiencia energética.

Además, las nuevas redes serán capaces de contribuir a reforzar la seguridad del suministro eléctrico y mejorar la calidad del servicio.

En un ámbito más amplio, las redes inteligentes se consideran imprescindibles para cumplir con el objetivo 20/20/20 de la Unión Europea en materia energética para el año 2020, que pretende reducir el 20% de las emisiones de CO2, mejorar la eficiencia energética el 20% y que el 20% de la energía que se consuma proceda de fuentes renovables, mediante la integración masiva del vehículo eléctrico, de las energías renovables y de las pequeñas plantas de generación, así como la posibilidad de la gestión de la demanda.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de