El precio de la luz alcanzó ayer su cuota más alta en lo que va de año

Es el precio más alto desde el 8 de diciembre del 2013, cuando llegó a una media de 93,11 euros y luego el Gobierno del PP anuló el sistema de subastas para frenar la escalada de precios. Y lo reformó por el actual, en el que en torno al 40% de la tarifa regulada (PVPC) está sujeta a cambios cada hora. La punta máxima en diciembre del 2013 fue de 112 euros, según los datos Omie.

En la franja de mayor consumo, a las 21 horas, se llegará a una punta de 101,99 euros. Mientras, el nivel mínimo será a las cinco de la mañana, con un precio de 75,18.

En este contexto, las eléctricas recurren a los sms o whatsapp e incluso visitas a domicilio para calmar a los clientes con contrato en el libre mercado. En estos casos, que suponen más de la mitad del total, las últimas alzas no les afectan porque tienen garantizado un precio del kilowatio (kW) durante la duración del contrato. En total, hay unos 13,8 millones de usuarios con contratos en el libre mercado y 12 millones están sujetos a la tarifa regulada o PVPC.

Libre mercado

Endesa afirma que unos 6 millones de los 11 millones de clientes a los que da servicio no se ven afectados por los últimos vaivenes del mercado, ya que tienen contrato con su comercializadora del mercado libre. Gas Natural cifra en 2,25 millones sobre un total de 4,5 millones los que se libran de las últimas subidas. E Iberdrola asegura que de sus 10,3 millones de clientes, 6,5 millones están en el mercado libre.

La evolución del precio llevó al ministro de Energía, Álvaro Nadal, a anunciar cambios para introducir más competencia en el mercado secundario del gas. De todas formas en el sector dudan de la efectividad de esta medida. Lo cierto es que, durante los últimos días, los ciclos combinados, que se alimentan de gas, son los que marcan el precio de la electricidad. Nadal intervendrá el próximos jueves en el Congreso para explicar la evolución de los precios en el mercado eléctrico.

El IVA

Estas últimas alzas afectan esencialmente a los usuarios con tarifa regulada o PVPC, que son unos 12 millones. El precio mayorista tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al impuesto de electricidad. La electricidad carga con un IVA del 21%, a diferencia del tipo superreducido que recae sobre productos de primera necesidad com el pan, la leche o los huevos, que es del 7%; o el reducido, del 10%, que grava los aliementos en general y otros productos. El Gobierno ha congelado para 2017 los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de